Deutsche Telekom, Orange, Telefónica y Vodafone han anunciado este miércoles un acuerdo para apoyar el despliegue de Open RAN como la tecnología elegida para sus futuras redes móviles 5G. Este sistema facilita la interoperatividad de las infraestructuras y garantiza la coexistencia de varios suministradores en una sola operadora.

Noticias relacionadas

En un acuerdo (MoU – Memorandum of Understanding) alcanzado los cuatro operadores han expresado su compromiso individual con la implementación y el despliegue de soluciones Open RAN, que se benefician de las nuevas arquitecturas virtualizadas abiertas, del software y el hardware, para construir redes móviles más ágiles y flexibles en la era del 5G.

Técnicamente hablamos de una red de acceso por radio abierta (Open Radio Access Network, O-RAN), un concepto basado en la interoperabilidad y la estandarización de los elementos de las redes de acceso por radio (Radio Access Network, RAN), lo que incluye un estándar de interconexión unificado para hardware de marca blanca y elementos de software de código abierto de proveedores diferentes. 

En definitiva, el Open RAN garantiza que los diferentes operadores puedan trabajar en un sistema abierto de proveedores de red en el que se reduzcan los riesgos de seguridad y de dependencia permitiendo un entorno multivendor en el que Deutsche Telekom, Orange, Telefónica y Vodafone puedan tener más de un suministrador para su red.

Esto además garantiza que los precios bajen y que el desarrollo de las redes sea mucho menos costoso. El RAN o radio es junto con el core uno de los dos tipos de redes de telecomunicaciones móviles. El primero es para el transporte y el segundo es el núcleo donde se encuentran los datos de los clientes de las compañías.

Nuevo ecosistema

Es así como los cuatro operadores trabajarán conjuntamente con los socios ya existentes y nuevos de este ecosistema, con organismos de la industria como la O-RAN ALLIANCE y el Telecom Infra Project (TIP), así como con los responsables de las políticas europeas, para garantizar que Open RAN alcanza rápidamente la paridad competitiva con las soluciones RAN tradicionales.

Esta iniciativa es un hito importante hacia un ecosistema de proveedores diverso y renovado, y hacia la disponibilidad de la tecnología Open RAN con fiabilidad “Carrier-grade”, con el objetivo de alcanzar un despliegue comercial oportuno en Europa.

Se espera que el desarrollo y la implementación de Open RAN tenga un impacto positivo en el mercado europeo de las telecomunicaciones. En la RAN tradicional, las redes se despliegan utilizando estaciones base celulares totalmente integradas, donde las radios, el hardware y el software son proporcionados por un único proveedor como una solución propietaria y cerrada. 

Con Open RAN, la industria está trabajando en la elaboración de normas y especificaciones técnicas que definan interfaces abiertas dentro del sistema de radio, incluidos el hardware y el software, de modo que las redes puedan desplegarse y funcionar basándose en componentes mixtos de diferentes proveedores.

Los operadores podrán aprovechar la innovación renovada de los proveedores para impulsar la eficiencia de los costes y prestar con mayor flexibilidad servicios personalizados en respuesta a la evolución de la demanda de los clientes.

Petición a la Comisión Europea

La introducción de Open RAN, la virtualización y la automatización permitirán un cambio fundamental en la forma en que los operadores gestionan las redes y prestan sus servicios. Los operadores podrán añadir o modificar capacidades para el usuario final más rápidamente, resolver automáticamente los incidentes de red o proporcionar servicios empresariales personalizados para la industria 4.0.

Los cuatro operadores consideran que la Comisión Europea y los gobiernos nacionales tienen un importante papel que desempeñar para fomentar y desarrollar el ecosistema de Open RAN, financiando los despliegues iniciales, la investigación y el desarrollo, y las instalaciones de laboratorios de pruebas abiertos, e incentivando la diversidad de la cadena de suministro mediante la reducción de las barreras de entrada para los pequeños proveedores y las start-ups, que pueden aprovechar estos laboratorios para validar soluciones abiertas e interoperables.