La posible integración entre los negocios de Vodafone España y MásMóvil avanza a paso firme. Las informaciones confirmadas por Invertia indican que en estos momentos los equipos contratados por las dos compañías se encuentran cerrando la valoración de los activos de las operadoras.

Noticias relacionadas

Este es el paso previo para que las dos partes se sienten a negociar cara a cara su posible fusión. De momento, las fuentes con las que ha hablado este diario aseguran que el camino de la joint venture es la que cobra más fuerza, es decir, una integración de sus negocios a partes casi iguales.

Precisamente, para ello las valoraciones de las dos compañías son la llave que podría abrir el escenario para que Vodafone y MásMóvil se sienten a cerrar los detalles de una posible integración. De acuerdo con estas mismas fuentes, si se salva este primer escollo, la operación podría comenzar a tomar forma e incluso cerrarse el primer trimestre del próximo año. 

Desde la operadora amarilla se indica a este diario que ni MásMóvil, ni sus accionistas están negociando nada con Vodafone”, mientras que desde la operadora británica se ha declinado a realizar ningún comentario al respecto. 

En efecto, las dos partes no se han sentado a negociar con representantes de sus propias organizaciones. No obstante, esto no quita que sus equipos lleven semanas haciendo números y que compañías externas y bancos de inversión se encuentren en estos momentos cerrando valoraciones y anticipando posibles escenarios.

Liberty y Telefónica

Las fuentes consultadas por este diario indican que en caso de llegar a buen puerto, la operación se está dibujando a imagen y semejanza de la que cerraron hace unos meses Telefónica (O2) y Liberty (Virgin) en Reino Unido.

En esa oportunidad se valoraron las empresas, se canjeó la deuda y se realizaron pagos en efectivos hasta completar el 50% de participación de cada una de las operadoras. Se valoró a O2 en 12.700 millones de libras y a Virgin Media en 18.700, pero con 11.300 millones de deuda neta.

Ambas partes prevén recibir fondos totales netos en metálico al cierre de la operación y tras ejecutar una serie de recapitalizaciones que generarán ingresos por valor de 5.700 millones de libras para Telefónica y 1.400 millones de libras para Liberty Global.

En el caso de Vodafone y MásMóvil, también se buscaría que estén participadas a partes iguales, una manera de compartir gastos, beneficios, aprovechar al máximo las sinergias y mantener las principales marcas de las dos telecos.

En este caso, las valoraciones de ambas compañías son diversas, pero apuntan a una leve 'ventaja' de Vodafone. Las fuentes consultadas le otorgan un valor de mercado de entre 7.000 a 5.500 millones, frente a los 4.500 de MásMóvil.

Valoraciones estimadas

Los 'rojos', que llegaron a ser la segunda operadora de España, han sido muy castigados en los últimos años por los vaivenes del mercado, pero comienzan a ver la luz y a vuelven a ser competitivos. Enfrente, MásMóvil que lleva dos años siendo la operadora que gana más clientes y que ya se hecho mayor de la mano de sus nuevos dueños, que pagaron 3.000 millones por la compañía.

En el caso de Vodafone, como ya contó este diario, la versión oficial es que no se sentarían por menos de 8.000 millones de euros, una cifra cercana a los 7.200 millones que invirtieron en la compra de Ono en 2014. Del mismo modo, la valoración actual de la compañía en libros es de 6.890 millones de euros, después de la última actualización del grupo.

Vodafone España factura unos 4.200 millones de euros en España y MásMóvil unos 1.800 millones. En el caso de la operadora británica, tiene además que incluir su deuda en la eventual operación de integración.

Con todo, las fuentes consultadas por este portal indican que estamos ante unas valoraciones en las que sale ganando Vodafone y donde se impone el peso de su historia y sus activos en España. Algunos expertos hablan de entre 7.500 y 7.000 millones, más cercanos a su valor en libros e incluyendo el coste de capital y flujos descontados.

Por otro lado, otras fuentes consultadas hablan de un retroceso en la valoración después del impacto de la Covid-19 que la podría llevar a caer hasta cerca de los 5.500 millones de euros. En el caso de MásMóvil, todos coinciden en realizar una sobrevaloración respecto de la última compra de los fondos, hasta los 4.500 millones de euros. 

Se valora la proyección de crecimiento y el soporte financiero que le dan sus nuevos dueños, además de los 2.000 millones de euros que asumieron al comprar la compañía.