Telefónica realizará uno de los mayores esfuerzos de despliegue de redes su historia reciente para cubrir con tecnología 5G el 75% de la población española antes del mes de diciembre. Una cobertura que se repartirá entre Ericsson y Nokia, según han confirmado Invertia con fuentes del sector.

Noticias relacionadas

Estas mismas fuentes confirmar a este periódico que el reparto será exactamente igual que el de las redes anteriores 2G, 3G y 4G. Es decir, a partes iguales. 

Telefónica ha empezado activando todos los sistemas con Ericsson pero inmediatamente después lo hará con Nokia. El objetivo de la operadora es llegar al 75% de la población en cuatro meses cubriendo todas las ciudades de más de 50.000 habitantes, casi todas las de 30.000, al menos la mitad de las de 20.000 y algunas de 10.000.

En este sentido, las primeras en encenderse serán las grandes urbes y ahí será protagonista Ericsson, para luego recibir el refuerzo y la capilaridad de Nokia. La elección de estos proveedores apunta a la utilización de las actual infraestructura desplegada por ellos para Telefónica, que será clave en el nuevo 5G.

A finales de noviembre de 2019 la operadora azul abrió el proceso para elegir a sus proveedores de su red de radio -transmisión pura de datos-, que finalmente ha recaído en el proveedor sueco y el finlandés.

El caso de Huawei

El diciembre del año pasado, Telefónica adjudicó el despliegue core a Huawei. El core es el sistema central de la red donde está la información de los clientes y las funciones principales, mientras que el radio es transmisión pura de datos.

En el caso de las redes 4G el core es mucho más importante y estratégico para las operadoras, aunque la futura arquitectura del 5G le confiere menos importancia, ya que los despliegues permitirán tener la red core distribuida en varios puntos.

Estos proveedores serán los encargados de construir los cimientos de la red comercial 5G de la operadora en España. En el caso de Huawei el objetivo en el medio plazo es prescindir del fabricante chino porque se ha negado a compartir su despliegue en el futuro ecosistema de las redes 5G de Telefónica. 

En el caso de Ericsson y Nokia, estamos hablando de una colaboración en 5G que se remonta varios años atrás. En enero de 2018 Telefónica lanzó dos sus ciudades conectadas 5G.

Laboratorios "vivos" con propuestas que van desde las primeras capacidades de la quinta generación móvil hasta el despliegue y el desarrollo de casos de uso que permitirán a los ciudadanos y a las empresas disfrutar de las ventajas de esta tecnología. En Segovia el partner elegido fue Nokia y en Talavera de la Reina se hizo el acuerdo de redes con Ericsson.

España y el extranjero

Del mismo, Ericsson y Nokia ganaron uno de los proyectos de la primera convocatoria de pilotos 5G de Red.es como parte del consorcio adjudicatario junto a Telefónica en mayo de 2019. La propuesta suponía una inversión de 14,2 millones de euros, para los que Red.es concedió una subvención de 4,6 millones. 

Una colaboración que también se ha extendido a nivel internacional. A comienzos de junio Telefónica Deutschland confirmó al fabricante tecnológico sueco para la construcción del núcleo de la futura red 5G de su marca O2, que calificó como una parte "particularmente relevante para la seguridad" de su infraestructura.

Una semana después se conoció que Telefónica UK había ampliado su alianza con Ericsson en Reino Unido tras seleccionarle para desplegar la red de acceso de radio 5G en nuevas partes del país y actualizar los actuales emplazamientos de 2G/3G/4G como parte de un "importante programa de modernización de la red".