Walmart y Microsoft estarían negociando asociarse para lanzar una oferta de compra por el negocio en Estados Unidos de la popular aplicación de vídeos en la red, TikTok. 

Noticias relacionadas

Las conversaciones han sido anunciadas por la propia cadena de supermercados, desde donde se asegura que "la forma en la que TikTok ha integrado la publicidad y el comercio electrónico en otros mercados es beneficiosa para los creadores y los usuarios". 

Por tanto, dice el comunicado, "una relación con TikTok a través de la asociación con Microsfot podría brindar a Walmart una oportunidad única de llegar y servir a clientes omnicanal, así como la posibilidad de crecer en negocios publicitarios y de servicios a terceros". 

Walmart y Softbank

No es la primera vez que ambas compañías trabajan en conjunto en proyectos digitales, ya que la intención es competir con Amazon en el mercado de Estados Unidos. 

El acercamiento entre las partes llega después de que Walmart intentara llegar a un acuerdo con Softbank para lanzar en solitario la aplicación; sin embargo, según la CNBC, la falta de un negocio de computación en la nube hacía complejo hacerse con la compañía. 

En el mercado se da por hecho que el negocio que TikTok tiene en Estados Unidos, Australia y Nueva Zelanda se venderá en cuestión de días. No solo Microsoft y Walmart están interesadas; también la compañía informática Oracle habría puesto encima de la mesa su intención de pujar por la empresa. 

La dimisión de su hasta ahora CEO, Kevin Mayer, anunciada este jueves, da todavía más credibilidad a que la decisión de venta está tomada y la matriz china ByteDance está preparando el terreno para el anuncio. 

El precio 

Cálculos de los analistas señalan que la venta podría rondar los 20.000 millones o 30.000 millones de dólares. 

La venta se producirá después de que la administración Trump haya insistido en que bloqueará el negocio de TikTok en Estados Unidos si no cambia de manos. ¿El motivo? Evitar que archivos y vídeos comprometedores de los ciudadanos americanos puedan estar en manos de su gran rival económico.