Microsoft, Trump y ahora también Twitter. La compra de TikTok está generando una gran controversia. La popular plataforma, que ya acumula más de 500 millones usuarios en todo el mundo, mantiene un exponencial crecimiento y se sitúa como una de las aplicaciones más descargadas tanto en iOS como en Android. Sin embargo, el hecho de que sea una aplicación gratuita plantea algunas cuestiones sobre el interés que despierta entre grandes tecnológicas. 

Noticias relacionadas

Lo que ofrece la app del momento es crear y compartir vídeos de 15 segundos. Un mecanismo muy sencillo pero que la han convertido en la aplicación del momento. Es lógico pensar que debe contar con alguna fórmula mágica, ya que además del aumento de usuarios registrados, ha despertado un gran interés por las empresas. 

TikTok forma parte de la compañía china ByteDance. Según las estimaciones llevadas a cabo por Bloomberg, la valoración de la empresa madre supera los 100.000 millones de dólares.

Actualmente, TikTok es una de sus vías de negocio principales y posee una férrea estructura corporativa que le permite contar con sedes en Estados, Austrialia, Singapur y Reino Unido. Con esto logran afianzar su expansión tanto en Asia y Norteamérica como en Europa y Oceanía. 

Lo cierto es que esta plataforma no dista mucho de cualquier otra red social. No obstante, su auge la convierte en una vía muy atractiva para anunciantes. De hecho, esta es su vía principal de negocio. 

Modelo de negocio

Cuando se accede a la plataforma, el usuario recibe un primer anuncio estático o dinámico a pantalla completa. También se destinan espacios para emplazamiento publicitario a lo largo de muro de publicaciones por el que se desplaza el usuario.

Por otro lado, TikTok apuesta porque las marcas lleven a cabo inversiones en la propia plataforma que les permita posicionar mejor su propio contenido. De esta manera, las empresas pagan por viralizar ciertos vídeos o hashtags que llegan a un mayor número de usuarios. 

Además, los usuarios pueden donar dinero. La plataforma ofrece la posibilidad de emitir monedas virtuales que sirvan como elemento de apoyo a los creadores de contenido. 

Los informes llevados a cabo por Sensor Tower calculan que a nivel mundial se produce un gasto de en torno 3,5 millones de dólares al mes en este tipo de compras. 

La pugna por la compra

Microsoft había sido hasta hoy la principal baza de ByteDance para vender TikTok. Sin embargo, Twitter también se ha sumado a la mesa de negociaciones. 

Según ha publicado The Wall Street Journal, el estado de las negociaciones con Microsoft reduce las posibilidades de Twitter, aunque esta defiende que al tratarse de una compañía con un tamaño inferior podría evitar con mayor facilidad investigaciones antimonopolio

Por el contrario, el creador de Facebook, Mark Zuckerberg, implantó un sistema de microvídeos en Instagram, de la que también es propietario, muy similar al desarrollado por TikTok. Un movimiento que ha suscitado críticas por parte de la empresa china.

En cualquier caso, la compra deberá cerrarse antes de que transcurran los 45 días que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha fijado a partir de los cuales se prohibirá cualquier contacto con la empresa china. 

La batalla con Trump

TikTok se ha mostrado molesta con las acusaciones del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, sobre el uso malintencionado de sus datos, así como por su implicación en el proceso de compra.

En un comunicado, reprochan la decisión del presidente, que ha emitido una orden ejecutiva con la que prohibirá los acuerdos comerciales de empresas norteamericanas con la compañía china: "Esta Orden Ejecutiva corre el riesgo de socavar la confianza de las empresas a nivel mundial en el compromiso de Estados Unidos en relación con el estado de derecho, que ha servido de imán para las inversiones y ha estimulado, durante décadas, el crecimiento económico estadounidense".

La compra de TikTok se ha convertido en una fase más del enfrentamiento entre China y Estados Unidos. Dado Ruvic Thomson Reuters

Este tipo de actuaciones por parte del presidente han sido una constante durante todo el proceso de compra. Algunos medios aseguran que esto ha generado un clima de inestabilidad en las negociaciones entre Microsoft, la principal empresa que ha hecho pública su intención de adquirir TikTok, y ByteDance. 

En este sentido, la aplicación de microvídeos ha asegurado su compromiso por mantener su actividad en Estados Unidos: "Utilizaremos todos los recursos disponibles a nuestro alcance para asegurarnos de que no se abandone el estado de derecho y que nuestra empresa y nuestros usuarios sean tratados de manera justa, si no por la administración, entonces por los tribunales".