"Hoy innovar ya no es una opción; innovar es una obligación". El rey Felipe VI ha sido claro en su intervención al cierre de la presentación del Informe Cotec 2020advirtiendo que España debe continuar su apuesta por la innovación y más de cara al futuro tras la pandemia de coronavirus. El Rey también ha puesto el acento en el factor humano para complementar la tecnología.

Noticias relacionadas

"En sectores tan relevantes como la atención sanitaria o la educación, ambos muy presentes en la agenda de la fundación Cotec, España cuenta con fortalezas tecnológicas muy notables, por ejemplo, en materia de redes y equipamientos. Pero también sabemos ahora que necesitamos entender mejor, cuidar y fortalecer más el factor humano que complementa y que, en realidad, dota de sentido a la máquina, a la técnica. Porque, además, en muchos casos será ese factor humano ‒que no se puede computar, automatizar ni retransmitir‒ el verdadero reto para poder adaptarnos al nuevo escenario", ha indicado al cerrar el acto realizado este lunes.

"La situación económica que atravesamos es muy compleja e incierta, y sin una economía saneada es difícil avanzar. Pero la riqueza por sí misma no garantiza el progreso social, entendido como el avance solidario e inclusivo de todos los ciudadanos. Por eso, cuando Cotec se refiere a valor lo hace teniendo muy en cuenta que los indicadores económicos a menudo no explican suficientemente todo aquello que nos importa y que nos dignifica", ha complementado.

La Fundación Cotec, nacida en 1992, promueve la innovación como motor de desarrollo económico y social y desde 1996 publica anualmente su informe sobre innovación en la economía y sociedad española. En el caso del Informe 2020 advierten de la necesidad de no quedarse atrás y de aumentar en el país el nivel de inversión en I+D.

Los datos aportados por el informe indican que en 2018, la inversión en I+D aumentó por cuarto año consecutivo, incrementando también su peso en la estructura productiva hasta el 1,24% del PIB. Sin embargo, esta cifra es muy inferior a la del 1,40% que se alcanzó en 2010 y que es el valor máximo logrado en lo que va de siglo. "Aunque la tendencia es positiva, los niveles de inversión en I+D están muy alejados de lo que nos correspondería por nuestro potencial económico y que nos sitúan lejos de la media europea", indica el informe.

Pallete y Telefónica

El informe agrega que "a la insuficiente inversión en I+D e innovación se unen persistentes carencias formativas de la población española: la mayor tasa de abandono escolar prematuro de toda la Unión Europea, una población adulta que en promedio se forma menos que en el conjunto de Europa, y una reducida proporción de personas con nivel formativo medio que resultan indispensables para los procesos de innovación".

"Por otro lado, hay una amplia parte del mercado de trabajo, deficitario en la demanda de personas con altas cualificaciones, que ha encontrado un equilibrio de salarios bajos, baja inversión en capital físico y cualificaciones reducidas", advierte el documento anual de Cotec.

La presentación del informe también contó con una mesa redonda en la que la presidenta de Cotec Cristina Garmendia mantuvo un coloquio con José María Álvarez Pallete, presidente de Telefónica y Jordi Gual, presidente de Caixabank. Los dos directivos debatieron sobre innovación y empresa.

En el caso de Pallete -anfitrión del evento- puso en valor la fuerte inversión de Telefónica para construir una red de telecomunicaciones sólida que ha demostrado su fortaleza durante el confinamiento y la crisis del coronavirus. "90.000 millones, cuatro veces lo que vale la compañía en Bolsa, hemos invertido en transformar las redes, en un momento en el que no teníamos esta urgencia porque no la veíamos venir", ha indicado.

Una realidad que el rey Felipe también ha reconocido. "Telefónica supo adelantarse a esta necesidad ─y realidad─, con el gran éxito de la expansión en España de la gran red de fibra óptica, la más avanzada de toda Europa; no porque anticipara esta crisis, sino por una clara visión y vocación profunda de estar en vanguardia", ha indicado.

Gual y Caixabank

Respecto del futuro de la innovación en España, Pallete ha advertido que "el mundo al que volveremos será distinto al que entramos, es como si una máquina del tiempo hubiera acelerado las cosas: se han abierto las puertas del mundo digital, le hemos perdido el miedo a teletrabajar, a educarnos en casa, a estar todo el rato en casa, y eso es algo que está para quedarse.

Por otro lado ha advertido que "muchas cosas se van a quedar como la digitalización masiva de hogares y empresas en la nube". "De las pocas cosas buenas que ha traído la pandemia es que esto nos ha hecho perder el miedo y parte de las oportunidades que podamos aprovechar dependerán de lo rápido que nos sepamos adaptar", ha concluido.

Por su parte, el primer responsable de Caixabank, Jordi Gual, ha indicado que este año España tendrá una fuerte recesión económica, pero que si se hacen las cosas bien, la recuperación llegará en 2021. "Lo que se  ha hecho en España es globalmente positivo, porque se ha ofrecido apoyo directo a las familias y se ha tratado de mantener el tejido productivo y laboral mediante ERTE y apoyos a autónomos, también medidas importantes de liquidez a través del ICO. En todo este contexto las entidades financieras hemos hecho un esfuerzo enorme para atender a empresas y autónomos y también hemos aprobado moratorias".

Respecto de la transformación digital ha advertido que ahora el reto será aprovechar el nuevo mundo de la información y los datos en el seno de las organizaciones. Las empresas tienen que rediseñar totalmente la experiencia con el cliente, aprovechar el mundo digital. El mundo de la educación se ha visto forzado a educar en el mundo online, y nosotros forzados a interactuar digitalmente con el cliente, aunque ya íbamos en esa dirección", ha indicado.