Telefónica ha decidido acortar los plazos de pago a sus proveedores en España con el objetivo de ayudar a estas compañías en estos "momentos complicados de liquidez" como consecuencia de la crisis generada por el brote de coronavirus, según adelantó su presidente José María Álvarez Pallete hace unos días.

Noticias relacionadas

De esta manera, se adelantan a abril los pagos de facturas previstas en mayo y junio a pymes de España. Esta medida aplica, de momento, a Telefónica de España, Telefónica Móviles España y Telefónica S.A. pero se está trabajando para incorporar más sociedades del Grupo.

La medida afecta a más de 200 proveedores y supone más de 20 millones de euros repartidos en más de 3.300 facturas. Todos estos se pagarán durante los primeros días de abril.

En una carta enviada a proveedores, Telefónica ha anunciado que esta decisión se toma "dada la actual situación excepcional en la que nos encontramos". "Por este motivo, nos gustaría agradecerles, como parte de nuestra cadena de suministro, su contribución para que Telefónica pueda continuar prestando sus diferentes servicios, tan esenciales en estos momentos".

"Creemos que este es uno de esos momentos en los que las empresas debemos esforzarnos más que nunca en actuar con valores y responsabilidad al servicio de la sociedad, intentado dar una respuesta a todos nuestros grupos de interés, entre ellos nuestros proveedores que se puedan encontrar en una situación más vulnerable económicamente por ser pymes", han concluido.