El Gobierno realizará un seguimiento de los teléfonos móviles de los españoles para velar que el estado de alarma se cumpla efectivamente. Así lo ha anunciado la ministra de Economía Nadia Calviño este lunes, en el anuncio de una serie de nuevas medidas digitales para mitigar el impacto de la crisis del coronavirus.

Noticias relacionadas

En rueda de prensa, Calviño confirmó que pondrán en marcha un estudio de movilidad aplicada a la crisis del coronavirus, para medir el impacto práctico de las medidas que se están adoptando, como el confinamiento.

La ministra habló de herramientas de inteligencia artificial para, además, controlar cuellos de botella y aglomeraciones de flujos de personas que se produzcan en centros sanitarios durante la crisis.

Estamos hablando de la geolocalización de los móviles de los españoles, una opción en la que las operadoras de telecomunicaciones llevan semanas trabajando y que garantiza la anonimización de los datos personales y de la seguridad de los mismos.

Desde el Gobierno aclaran que el objetivo no es controlar a la población sino que prevenir contagios. Indican que si se identifica el movimiento de la gente, es más fácil actuar sobre focos de transmisión. No se quiere perseguir ni reñir al que se mueve con móvil sino que realizar una monotorización activa, dicen en Economía.

Aplicación de diagnóstico

De hecho, en Italia esta localización ya se está poniendo en marcha de la mano de operadoras como Vodafone, en concreto en la región de Lombardía. En el caso español este primer piloto se realizará en Valencia

En cuanto a otras medidas de ámbito digital, la ministra ha indicado que se pondrá en marcha una web unificada de todo el Ejecutivo donde se ofrezcan todos los recursos digitales y toda la información verificada por el Ministerio de Sanidad para evitar que se propaguen bulos e información errónea y que, al mismo, proteja los datos de los usuarios.

También se pondrá en marcha un asistente web de conversación dirigido especialmente a personas mayores para resolver dudas y asuntos prácticos sobre la crisis del coronavirus y el confinamiento. El piloto de esta herramienta se pondrá en marcha en La Rioja.

La tercera gran medida será la creación de una aplicación de móvil que sirva de autodiagnóstico y que permita al Gobierno descongestionar los servicios de atención telefónica. Esta aplicación funcionará como un cuestionario virtual. Finalmente se creará una gran oficina de datos que funcionará como un gran cuadro de mandos que permita conocer cuál es la situación de los hospitales.