La socimi All Iron ha lanzado una ampliación de capital de 64 millones de euros que finaliza el próximo viernes 23 de julio. La meta no es otra que continuar con su estrategia de crecimiento y ampliar su base accionarial. En la actualidad, es de unos 130 inversores.

Noticias relacionadas

“La sociedad quiere abrirse a todo tipo de accionistas. Cualquier inversor es bienvenido”, resaltan fuentes de la compañía. Además de esa ampliación de capital, All Iron tiene suscritos préstamos convertibles en acciones por valor de 36 millones de euros. Por tanto, la captación de capital se eleva hasta los 100 millones de euros.

“Ahora mismo, contamos con 13 inmuebles, lo que supone una cartera superior a los 100 millones de euros. El capital social supera los 60 millones. Queremos que sea un proyecto, de aquí a 2024, de 1.000 millones de euros en cartera, un capital social de unos 500 millones de euros, y cotizada en el Mercado Continuo”, estiman desde la compañía.

Y lo harán paso a paso. O, como dice Simeone, partido a partido. Por eso ahora están lanzando la ampliación de capital para pasar de un capital social de unos 65 millones de euros a 165 millones, y que eso se traduzca en una inversión de más de 300 millones en activos. “Para ello tenemos identificadas oportunidades por valor de 240 millones de euros”, admiten en la firma.

De las oportunidades que tienen identificadas por valor de 240 millones, entre un 30% y un 40% de la inversión de la cartera está en Madrid y Barcelona. Otro 30% está en Sevilla, Valencia, Málaga, Bilbao y San Sebastián. El resto de ciudades españolas estará en torno al 20%, y otro 10% invertido en activos de alojamientos alternativos.

Oportunidades

All Iron se dedica a la compra de activos inmobiliarios, los reforma, los rehabilita y los convierte en serviced apartments. Dicho de otra manera, apartahoteles donde prevalece el diseño y la tecnología. Son espacios con una propuesta innovadora dirigida a estancias de corta y media duración, tanto para turismo como para negocios. Quien gestiona el activo es otra sociedad.

“Utilizamos la digitalización y la tecnología para hacer procesos más eficientes en el segmento del alojamiento”, subrayan en la socimi. Por ejemplo, cuando una persona va a un apartamento de Airbnb, tiene que quedar con el dueño, coordinarse. De lo contrario, cabe la posibilidad de que se quede en la calle. O que el propietario intente cobrarle más por las molestias de tener que volver a darle las llaves.

“Nosotros compramos inmuebles completos para que la figura del checking sea automática. El usuario puede acceder al apartamento con sus propias claves”, matizan fuentes de All Iron. Y añaden: “Todo ello redunda en beneficio de los accionistas con mayores rentabilidades”.

Su cartera de activos, en la actualidad está compuesta por 13 inmuebles. Cinco de ellos ya están activos en Madrid, San Sebastián, Vitoria y Bilbao. Otro, en Córdoba, está en construcción y se espera que entre en operación en 2021. Y hay otros siete activos que están en desarrollo, y cuya puesta de largo será entre 2022 y 2024. Ahí las ciudades son Barcelona, Pamplona, Sevilla, Valencia, Bilbao, Alicante y Budapest.

Edificio de 120 apartamentos en Vitoria.

“El proyecto nació y continúa con la vocación de ser el líder a nivel europeo”, resaltan en la compañía. Aunque, de momento, la estrategia a corto y medio plazo es centrarse en España. ¿Budapest? Los fundadores, Jon Uriarte y Ander Michelena, conocían la ciudad. Y en el camino se les puso un solar de unos 4.000 metros cuadrados al lado de la Gran Sinagoga. No podían dejar pasar la oportunidad.

De cara a un futuro más a largo plazo, Portugal, Italia y Grecia entran en sus planes. Reino Unido, Francia y Alemania no, ya que son mercados maduros. Por lo que respecta a España, y a pesar del año difícil que fue 2020 por la pandemia, han tenido ocupaciones de entre el 60% y el 90%.

Conviene recordar que los impulsores de la socimi, que forma parte del Grupo All Iron, fueron quienes fundaron y vendieron Ticketbis a Ebay en 2016. All Iron se estrenó en BME Growth en septiembre, a un precio de diez euros. Ahora cotiza en los 11,9 euros (+19%).