Los hoteles son uno de los activos inmobiliarios más castigados en España por la pandemia. La falta de turistas, así como la de viajes laborales, ha dejado bajo mínimos sus ingresos, con la consiguiente pérdida de valoración, el cierre temporal de muchos y la sombra de las ventas corporativas.

Noticias relacionadas

La consultora inmobiliaria CBRE ha destacado en la segunda edición de su informe Un Nuevo Horizonte Inmobiliario presentado este martes que el valor de los hoteles bajará este año en torno al 12% para los activos vacacionales y algo más moderado (-11,5%) en los hoteles urbanos. Los expertos de CBRE prevén que el deterioro de las valoraciones en el segmento hotelero continuará en 2021, pudiéndose ampliar ese descenso hasta el -13% para ambos tipos de activos en el peor escenario.

El director nacional del área de valoraciones y consultoría de CBRE España, Fernando Fuente, ha asegurado que "la recuperación del sector hotelero español será más lenta y tardía de lo esperado inicialmente, estimándose que no llegará hasta finales de 2023".

Mientras, ha explicado, "se están renegociando muchos contratos de arrendamiento y gran cantidad de hoteleros están llegando a acuerdos adicionales que contemplan diferimientos de renta hasta 2023 o incluso 2024, así como extensiones de las bonificaciones de renta durante algunos meses de 2021".

El Executive Managing Director, Valuation & Advisory Services Continental Europe y Presidente CBRE Valuation & Advisory Services España, Javier Kindelan, ha apuntado que "veremos gran actividad en el sector", sobre todo con operaciones de compraventa en hoteles de Canarias, Madrid y Barcelona.

Logística, un valor seguro

La otra cara de la moneda en las valoraciones de activos inmobiliarios tiene imagen de centro logístico. Si ya a final del primer semestre (cuando CBRE lanzó su primera edición de este informe) sus valoraciones apenas habían descendido un 0,5% respecto al final del ejercicio anterior, al cierre de 2020 la consultora prevé una revalorización de entre el 4% y el 6% que se mantendrá en 2021.

Se puede afirmar que el sector logístico ha sido el más resiliente a los efectos de la crisis sanitaria causada por la pandemia", ha señalado Fernando Fuente. "La inversión ha recuperado la actividad; se están cerrando operaciones con rentabilidades nunca vistas anteriormente y los promotores logísticos no han detenido sus construcciones en ningún momento", ha ahondado.

Estas circunstancias pueden propiciar un ligero aumento de la disponibilidad de producto, lo que ayuda a la estabilización de las rentas de mercado. "Es sin duda positivo de cara a las valoraciones de estos activos”, ha argumentado Fernando Fuente.

Así, los expertos de la consultora prevén que las valoraciones de los activos inmobiliarios cierren 2020 con aumentos, superiores al 5% en el caso de Barcelona (5,6%) y Madrid (5,3%) y por encima del 4% en Valencia (4,7%) y Zaragoza (4,6%). Esa tendencia a la revalorización persistirá en los primeros meses de 2021 y, en el mejor de los escenarios, se ampliará hasta el 7% en el mercado logístico barcelonés, hasta el 6% en la Zona Centro y hasta el 5% en Valencia y Zaragoza.

Multifamily y suelo, en auge

Por su parte, en el segmento del residencial Multifamily, uno de los más atractivos para el inversor por el potencial de crecimiento del mercado español del alquiler, consolidará este año su protagonismo, con un volumen de inversión similar al de 2019 y un ajuste en el valor de apenas el -1,3%. “La vivienda es un bien de primera necesidad y el alquiler es una opción que se espera que se mantenga o incremente por la flexibilidad que ofrece. El producto residencial en rentabilidad seguirá siendo atractivo y se comportará con cierta resiliencia”, avanza Fuente.

En cuanto al suelo, podría ajustar su valor hasta un -10% en las áreas metropolitanas de Madrid y Barcelona. En otras localizaciones, se verán más afectados aquellos suelos destinados al comprador extranjero, como los situados en el Arco Mediterráneo.