Los precios mayoristas de la luz han vuelto a marcar máximos históricos esta semana poniendo sobre la mesa el debate sobre el coste de la electricidad en España. De momento, todos los expertos coindicen en señalar que en agosto se superarán los valores marcados en julio, lo que impulsaría a marcar un récord en el precio de una factura media de los españoles, hasta ahora en los 88 euros.

Noticias relacionadas

Este martes se registrará a las 20:00 horas un precio de 120 euros por el megavatio hora (MWh) -el mayor jamás registrado- y las previsiones apuntan a que el resto del mes se mantengan estos valores que triplican los de hace un año.

El origen está en el mercado mayorista, aunque su repercusión está siendo directa en la factura de los españoles durante los últimos meses. Su evolución ha sido tan elevada y de tanto impacto que se ha llevado por delante todas las medidas del Ejecutivo para intentar compensar este crecimiento.

Las soluciones, como la rebaja en algunos impuestos o las retribuciones a las eléctricas están en la buena dirección, coinciden los expertos, pero su influencia no se está haciendo notar porque los precios récord se han "comido" el efecto de estas medidas.

En julio, el precio medio de la factura de la luz llegó a los 85,34 euros, el tercer recibo más caro a nivel histórico para el usuario medio. Hasta la fecha, las cinco facturas más elevadas habían sido los 88,66 euros del primer trimestre de 2012, los 87,81 euros de enero de 2017, los 83,55 euros de septiembre de 2018, los 82,13 euros de mayo de 2021 y los 81,55 euros de febrero de 2021.

El peor momento

Desde abril se han superado sucesivamente (excepto en junio) todas las facturas medias que los españoles habían venido pagando por la luz, con crecimientos interanuales desorbitados y superiores al 30%. En abril el crecimiento fue del 46%, en mayo del 45%, en junio del 34% y en junio del 36%.

Una mala noticia para los bolsillos de los españoles que, además, llega en el peor momento. Los precios están desbocados en medio de la primera gran ola de calor de España con temperaturas que llegarán a los 45 grados en algunos puntos de la geografía. En agosto no se espera que el crecimiento sea inferior a esta última cifra, lo que llevará a los españoles a pagar una factura media de unos 88 euros o superior, 25 o 30 euros por encima de lo que pagaba hace un año por estas mismas fechas.

Este calor volverá a hacer necesario un gran uso de aires acondicionados y aparatos de refrigeración, no solo en el consumo del hogar, sino que también en grandes empresas, pymes y pequeño comercio. Y en el peor momento.

El precio de la energía tiene un peso cercano en la factura de en torno al 24%, mientras que alrededor del 50-55% corresponde a los peajes -el coste de las redes de transporte y distribución- y cargos -los costes asociados al fomento de las renovables, a las extrapeninsulares y las anualidades del déficit de tarifa- y el resto de impuestos.

Las oscilaciones en el precio diario afectan a los consumidores acogidos a la tarifa regulada (PVPC), algo más de 10 millones, mientras que están exentos los que están en el mercado libre -unos 17 millones-, ya que cuentan con un precio pactado con su compañía.

Medidas del Gobierno

Los precios del gas y de los derechos de emisión de CO2 están marcando la tendencia alcista en el 'pool' en los últimos meses, y desde la llegada del calor, las tecnologías eólica e hidráulica han reducido su contribución en el mix eléctrico.

Para paliar estas subidas de la luz el ejecutivo redujo determinados impuestos hace unas semanas. Se aprobó la reducción del IVA del 21% al 10% hasta fin de año para todos los consumidores con potencia contratada hasta 10 kW. En este caso siempre será cuando el precio medio mensual del mercado mayorista de la electricidad esté por encima de los 45 euros por MWh, una condición que se superará holgadamente en verano.

En el caso de los consumidores vulnerables severos, tendrán la misma reducción de IVA, y hasta fin de año, pero sin límite, con independencia de su potencia contratada y del precio del mercado.

También se aprobó una suspensión temporal, en el tercer trimestre del año, es decir, julio, agosto y septiembre, del 7% del Impuesto sobre el Valor de la Producción de Energía Eléctrica (IVPEE). La medida solo incluirá a aquellas PYMES que tengan una potencia contratada de hasta 10 kW, y no 15 kW como dijo previamente la coalición morada.

Las organizaciones de consumidores como Facua (que también han defendido esta medida) estiman que si tomamos con referencia el recibo medio de una familia española en 87 euros al mes, la factura mensual quedaría por debajo de la barrera de los 80 (79,1 euros). Aunque no tomaron el cuenta la factura disparada de los meses estivales.

Lío político

Es por ello por lo que en julio y agosto probablemente no se note este impacto lo que deja al Gobierno sin margen de maniobra. El Ejecutivo no esperaba que el precio del mercado mayorista se triplicase en un año y por ello puso sobre la mesa medidas de impacto temporal con las que esperaba ganar tiempo hasta realizar una reforma más profunda del mercado.

De hecho, hace unas semanas también envió al Congreso el proyecto para limitar los beneficios "caídos del cielo" de las eléctricas con carácter de urgencia. La medida impedirá a las empresas lucrarse cobrando el coste de los derechos de emisión de CO2 cuando generen la energía a través de centrales nucleares o hidroeléctricas, que no emiten estos gases.

Con todo, en el sector se cree que el impacto en la factura de la luz tardará meses en reflejarse y que con los precios disparados tardará mucho más en arrancar. Pese a ello, el Gobierno no se plantea tocar el diseño de este mercado, básicamente porque depende de la UE y opera a escala comunitaria.

Mientras, el avispero político se ha vuelto a agitar. Desde Unidas Podemos han vuelto a recordar que la mejor manera de solucionar esta situación es tener una eléctrica pública o un mercado mucho más regulado. En el caso del PP y Ciudadanos se ha pedido más acción y se ha criticado que las medidas emprendidas por el Ejecutivo no estén teniendo ningún efecto en el precio.

Contenido exclusivo para suscriptores
2 meses por 1€
EL ESPAÑOL + Invertia por 1€ durante 2 meses, y después 6,99€ Sin permanencia

O gestiona tu suscripción con Google

¿Qué incluye tu suscripción?

  • +Acceso limitado a todo el contenido
  • +Navega sin publicidad intrusiva
  • +La Primera del Domingo
  • +Newsletters informativas
  • +Revistas Spain media
  • +Zona Ñ
  • +La Edición
  • +Eventos
Más información