El juez de la Audiencia Nacional, Manuel García Castellón, ha decidido citar como investigada a Iberdrola Renovables Energía, S.A. Lo hace por un presunto delito de cohecho tras haber contratado al excomisario José Manuel Villarejo para llevar a cabo una investigación en Suiza. 

Noticias relacionadas

En su auto, el juez asume el criterio del fiscal y acuerda también el sobreseimiento libre para el exdirectivo de Iberdrola Juan Antonio del Olmo, contra quien Iberdrola se querelló por un delito de falsedad en documento privado. En relación con esta querella, Iberdrola había solicitado su personación como acusación particular, condición que ahora revoca el magistrado, en la medida en que no sería perjudicada por los hechos que se investigan.

García Castellón explica que de lo investigado hasta el momento en esta pieza del caso Tándem aparece indiciariamente acreditado que Iberdrola Renovables S.A. contrató a José Manuel Villarejo a finales de 2011, a través del entonces director de Seguridad de Iberdrola.

El encargo de Renovables

Iberdrola Renovables encargó a Villarejo la investigación del patrimonio de la sociedad suiza Eolica Dobrogea y su accionista principal, Christoph Kaap, que habían colaborado con la compañía española en un desarrollo de negocio en Rumanía. Tras obtener en Suiza un laudo favorable, Iberdrola estaba encontrando dificultades para ejecutarlo y sospechaba que Kaap estaba incurriendo en alzamiento de bienes.

El encargo tuvo dos fases (una en 2012 y otra a principios de 2017) y supuso el abono a Villarejo de un total de 114.200 euros, IVA incluido.  

Los períodos de contratación son los que permiten que se impute a Iberdrola Renovables, ya que en esa época había entrado en vigor la norma que permite declarar responsable de delitos societarios a las personas jurídicas. 

El propio fiscal, en su escrito, explicaba que no era posible investigar a Ibedrola, S.A. como persona jurídica porque la contratación del excomisario se produjo entre 2004 y 2009. Antes, por tanto, que el Código Penal regulara la responsabilidad penal de las sociedades. 

Ahora queda, por tanto, limitada la responsabilidad a Iberdrola Renovables, pese a que -según Europa Pressl- Florentino Pérez habría solicitado la imputación de la matriz que lidera Ignacio Galán. En su escrito, el abogado aseguraba que la filial "únicamente sirve de correa de transmisión de las decisiones tomadas en la matriz".  

Iberdrola Renovables Energía quiere destacar que el auto del juez limita su imputación como persona jurídica al pago en febrero de 2012 de una única factura de 29.000 euros y que el magistrado descarta cualquier ilegalidad en dicha factura, por lo que no existen delitos de falsedad documental ni de revelación de secretos.

Iberdrola Renovables Energía es una filial de Iberdrola España y ambas compañías cuentan con un consejo de administración propio, que incluye consejeros independientes, e Ignacio Sánchez Galán nunca ha sido ni presidente ni consejero de ninguno de esos dos consejos, contrariamente a lo que dice el auto judicial.

Respecto a la prescripción del delito de falsedad documental del señor Del Olmo que impide personarse a Iberdrola como parte perjudicada en el caso, la compañía quiere destacar que el juez archiva la querella por superar el plazo de prescripción al tratarse de un presunto delito que se cometió en 2004. Iberdrola quiere destacar que no puede ser excluida del procedimiento porque nunca se ha aceptado su personación.