Elena Lozano Laura Ojea

No coinciden los cálculos hechos por la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) y el Gobierno sobre lo que se dejará de recaudar con las medidas para bajar el precio de la luz que se aprobarán este jueves. Según la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, el impacto en las arcas del Estado será de entre 900 y 1.100 millones de euros, aunque sus explicaciones no lo han dejado muy claro durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

Noticias relacionadas

El impacto de la medida anunciada por el Gobierno de que reducirá el IVA de la luz al 10% hasta final de año con el objetivo de abaratar la factura para los consumidores, junto con el Impuesto a la Generación Eléctrica tendrá diferentes efectos en el recibo final. 

"Como se trata de recaudación de dos figuras fiscales, por un lado el IVA" ha dicho la ministra, "que baja del 21% al 10% y por otro lado la del impuesto de generación (IVPEE), se dejará de recaudar entre 900 y 1.100 millones, porque 400 millones corresponden este último impuesto".

Sin embargo, se ha enmarañado con las consecuencias de suspender por tres meses el IVPEE. "De este monto, unos 400 millones de euros corresponden al impuesto de producción eléctrica que, por su propia naturaleza y al estar afectado al sector eléctrico, su recaudación no implica ningún tipo de daño para las cuentas públicas".

Por tanto, es el IVA donde la ministra ha confirmado que en ese caso sí va "a pulmón" por parte del presupuesto ordinario del Estado. "A lo largo del año se tendrá que asimilar la rebaja de este impuesto hasta diciembre y ajustar lo que sea necesario".

AIREef estima 1.300 millones

La AIReF en cambio tiene otra estimación sobre cuál podría ser esas cifras. Concretamente, la AIReF calcula que la recaudación podría caer en entre 1.100 y 1.300 millones de euros al año, como ha explicado Cristina Herrero, su presidenta, durante el XXXVIII seminario organizado por la Asociación de Periodistas de Información Económica (Apie) y BBVA en Santander.

En principio la caída de la recaudación anual sería de 1.300 millones, si bien Herrero ha explicado que se podría producir un aumento en la demanda gracias a la reducción del IVA, por eso establece la horquilla entre 1.110 y 1.300 millones de euros.

Se trata de una estimación anual, de forma que el impacto en los próximos seis meses, durante los que, en principio, se producirá esta bajada, sería de la mitad de esa horquilla.

Herrero considera que aún es un poco "prematuro" establecer una previsión, si bien ha señalado que la AIReF "no descansa", por eso ha realizado ya una estimación aproximada de la medida anunciada ya por el Gobierno y que se aprobará este jueves en Consejo de Ministros.

No compromete la sostenibilidad

Con todo, al tratarse de una medida temporal, "en principio no tiene por qué comprometer la sostenibilidad" de las cuentas públicas. "Cuando uno habla de sostenibilidad es de medio plazo.

Nos preocuparía más la entrada de gasto estructural, que es lo que decimos que hay que vigilar, que no se nos cuele gasto estructural sin darnos cuenta", ha apuntado Herrero, dejando claro que, al ser temporal, no requeriría de una medida de compensación.

El Gobierno aprobará este jueves en un Consejo de Ministros extraordinario la reducción del IVA de la luz del 21% al 10% hasta final de año con el objetivo de abaratar la factura para los consumidores tras los altos precios registrados en las últimas semanas.

Impuesto a la generación

Esta medida irá acompañada de la suspensión durante tres meses del impuesto a la generación eléctrica, que según cálculos del Ejecutivo rebajaría la factura de la luz entre un 2,5% y un 4% en el recibo doméstico y de entre el 5% y el 5,5% de la factura industrial.

La AIReF ha cifrado en otros 1.000 millones al año el impacto en la recaudación de esta segunda medida, si bien Herrero ha explicado que no tendrá impacto en el déficit. Por el momento, se plantea esta medida para el tercer trimestre, con lo que la caída sería de unos 250 millones.

A lo largo de su discurso, Herrero ha insistido en la necesidad de tener un plan de sostenibilidad de las cuentas públicas y ha recordado que "el problema de la ratio de deuda no se soluciona por que mejore la economía ni en el corto plazo".

"Tendremos que actuar sobre el déficit con un ejercicio de consolidación fiscal, pero es importante también actuar sobre el denominador, usando el Plan de Recuperación y Resiliencia para aumentar el PIB. Solo así podremos reconducir los niveles de deuda hasta que sean más sostenibles", ha apuntado, añadiendo después que esta es la estrategia a medio plazo que terminará exigiendo la Unión Europea a España.

"Todas las recomendaciones de la Comisión Europea siempre tienen como telón de fondo la garantía de la sostenibilidad y va a ser el eje de actuación de Bruselas", ha señalado la presidenta de la AIReF, para quien "solo lo que es sostenible puede perdurar en el tiempo".