El precio de la luz en origen sube un 21,4% en el mes de junio más caro de la historia. Es el momento de buscar soluciones. Al anuncio de la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, de suspender temporalmente el impuesto sobre la electricidad, un recargo del 7% sobre la generación, los grupos políticos también hacen sus apuestas. Invertia ha hablado con ellos durante la celebración del VI Congreso Eólico organizado por AEE (Asociación Empresarial Eólica).

Noticias relacionadas

Y todo porque está el río muy revuelto. En el inicio de una nueva factura eléctrica, con diferentes tramos horarios a lo largo del día, se ha unido un cóctel perfecto de factores. Según explica el Grupo ASE, analistas y expertos en el sector eléctrico, el martes 16 de junio, el mercado mayorista de la electricidad marcó 94,63 €/MWh, cifra récord para este mes del año y en línea con la evolución de la primera parte del mes.

PSOE, con el gobierno

Como no podía ser de otro modo, el portavoz de Energía del grupo parlamentario socialista, German Renau, ha explicado a Invertia que "el Gobierno está en pleno proceso de realizar una reforma estructural en el sistema eléctrico, y se deben considerar medidas como la anunciada ayer por la ministra como algo necesario por las circunstancias excepcionales que vivimos". 

En el caso de suspender el impuesto del 7%, Renau ha recordado que fue "un impuesto aprobado por el Gobierno de Rajoy y que fue Teresa Ribera, una ministra socialista, la única que lo suprimió en 2018, aunque fuera de manera temporal". 

Para Renau, el objetivo no es solo bajar la factura de la luz, "hay que ir más allá", la transición energética es el reto al que debemos mirar. Por eso, se está abordando una transformación en profundidad bajo el paradigma de la sostenibilidad y la descarbonización para llegar a un modelo 100% renovable.

"Y en el caso de la nueva factura de la luz, se ha criticado antes de saber si cumple su objetivo, que es que la curva de demanda eléctrica evite los picos de consumo que harían mucho más costosa la transformación del sector".

PP, una PL y una PNL

En el caso del Partido Popular, su portavoz en Energía, Juan Diego Requena, lo tiene claro. "El grupo popular presentó en enero pasado una PL (Proposición de Ley) para suprimir los impuestos de la energía eléctrica que permita bajar la factura de la luz, y se descartó de inmediato", señala a Invertia.

Para Requena, "llevamos ya muchos meses padeciendo una subida histórica de la luz y del gas, y el Gobierno encima aplica una nueva tarifa de la luz que carga aún más los recibos de los hogares, de las pymes y de las industrias". Según sus datos, no solo no ha modificado el consumo, sino que se ha incrementado en los tramos más caros. 

Por eso, van a presentar de nuevo una PNL (Proposición No de Ley) con más medidas para rebajar la presión en la factura de los ciudadanos. "Hay impuestos o cargos que nada tienen que ver con la electricidad y se incluyen en la factura".  

El IVA de Ciudadanos

"Nosotros llevamos años pidiendo que se rebaje el IVA de la luz como bien de primera necesidad que es", ha dicho por su parte Carmen Martínez, la diputada de Ciudadanos en la Comisión de Transición Ecológica.

En enero pasado también pidió al Gobierno una reforma de la tarifa eléctrica y una garantía social de acceso a suministros básicos para las familias vulnerables. 

De hecho, presentó una PNL solicitando la eliminación de la doble imposición establecida en las facturas de los suministros de electricidad y de gas y aplicar un tipo de IVA reducido para aliviar la situación de los consumidores ante el fuerte incremento del precio de la luz.

El objetivo era "reformar la tarifa eléctrica en relación con los conceptos que elevan su coste, como las primas a las renovables, los costes extrapeninsulares o el déficit tarifario", ha concluido.

Eléctrica pública de Podemos

Unidas Podemos asegura que el alto precio de la electricidad tiene que ver con el abusivo poder del oligopolio, las grandes eléctricas. "No tiene sentido que Italia tenga su propia compañía pública eléctrica y España no", ha señalado Juan López de Uralde, diputado de la formación morada. 

No es la primera vez que Unidas Podemos presiona al Gobierno para la creación de una energética estatal. En enero pasado se planteó la opción, con la negativa en rotundo del ala socialista del Gobierno, y ahora, han vuelto a reclamarlo. 

Una empresa pública de energía es para UP la solución "más efectiva" para reducir la factura eléctrica, porque permitiría introducir "competencia real" en un mercado copado por "tres empresas", que además, según López de Uralde, han sido multadas por manipular los precios. Esta medida aportaría transparencia en el coste real de la producción eléctrica y además se dejaría de priorizar los intereses de unos accionistas a coste del bolsillo de la ciudadanía.

Un 166% más caro

El precio medio de la primera quincena es de 81,50 €/MWh, su valor más alto en un mes de junio desde que hay registros, aseguran los analistas del Grupo ASE. Este precio es un 21,4% más caro que el de mayo y está un extraordinario 166% por encima del que marcaba hace un año. Además, es un 81% superior a la media de los últimos 5 años de un mes de junio.

La tormenta perfecta de enero pasado ha dado lugar a otra, la de junio. "La parada programada de dos centrales y otra imprevista han reducido la producción nuclear al 60% de su capacidad", explican los analistas.

"También la climatología ha sido adversa. A la escasa producción eólica se ha unido las altas temperaturas, y eso ha elevado la demanda eléctrica", añade el Grupo ASE. Y por si no fuera poco, el gas, que ha producido el 18% de la electricidad y traslada al pool sus costes, "encima ha elevado su precio 50 €/MWh en los últimos doce meses".