Iberclear, el depositario central de valores de Bolsas y Mercados Españoles (BME), ha puesto en marcha la sede electrónica del Registro Nacional de Derechos de Emisión de Gases de Efecto Invernadero (RENADE).

Noticias relacionadas

Su implementación se enmarca en la estrategia de transformación digital del operador bursátil para la automatización de los procesos mediante la aplicación de tecnologías innovadoras.

También supone un impulso de BME a favor de la sostenibilidad del planeta, en la medida en que la digitalización contribuye a la reducción de emisiones de CO2 a la atmósfera.

El objetivo de esta mejora es facilitar a los usuarios de RENADE los trámites que tienen que realizar para mantener actualizado el Registro del Área española, en un entorno seguro y fácil de manejar, con independencia del lugar y momento en que se lleven a cabo.

Entre otras funcionalidades, a través de la nueva sede electrónica, los usuarios podrán realizar la apertura y cierre de cuentas, la actualización de datos, la modificación de representantes o la aportación de documentación adicional.

Además, la sede incorpora un área privada para el cliente, con información precisa sobre el estado de sus procesos, pendientes o finalizados, facilitando así la planificación de tareas.

La sede electrónica se ha creado en colaboración con la empresa InDenova, cuya plataforma BPM, denominada eSigna, ha permitido automatizar la gestión de los procedimientos contemplando todos los posibles procesos implicados en el registro.

RENADE permite llevar la contabilización exacta de la expedición, titularidad, transmisión y cancelación de los derechos de emisión, de las unidades definidas en el ámbito del Protocolo de Kioto y los Acuerdos de París

De acuerdo con el contrato firmado con la Oficina Española de Cambio Climático del Ministerio para la Transición Ecológica y Reto Demográfico, Iberclear es la encargada de prestar el servicio de apoyo y suministro de información tanto al Administrador Nacional, como a las autoridades competentes (Comunidades Autónomas, Comisión Europea, Naciones Unidas) y, sobre todo, a los titulares de cuenta y a sus representantes.