El año 2019 se recordará como uno de los hitos en la transición energética en España. La instalación de nueva capacidad renovable ha marcado un récord histórico, con 7.051 MW de nueva potencia eléctrica instalada. 

Noticias relacionadas

Esa es la principal conclusión del Estudio del Impacto Macroeconómico de las Energías Renovables en España, presentado por la asociación APPA Renovables. Aún así es difícil calcular si nuestro país ha conseguido alcanzar el objetivo de renovables para 2020 exigido por la Unión Europea. "En 2018 estuvimos por encima del 18%, así que en 2020 si no hemos conseguido llegar al 20% estaremos muy cerca", ha dicho el director general de APP, José María González Moya.

El Estudio muestra las principales magnitudes macroeconómicas del sector renovable español. Y los datos son evidentes. Tras el crecimiento del 10,7% de 2018, continúa su imparable proyección con un crecimiento del 15,6% en 2019 y una aportación de 12.540 millones de euros al PIB de España.

"Son datos en términos de riqueza, sobre todo por la puesta en marcha de gigavatios de eólica, solar y biomasa, especialmente", ha detallado el experto.

También descata el empleo que ha generado el sector. En 2019 ascendió a 95.089 trabajadores, desde los 81.294 del año anterior, lo que supone 13.795 empleos más. "No viene todo el apartado de construcción y puesta en marcha de nuevos parques sino de la redimensión de muchas empresas del sector", ha apuntado González Moya. "Y aunque aún estamos lejos de los niveles de 2012, apunta a una evolución creciente". 

Las exportaciones aportaron 4.273 millones de euros, con un saldo exportador positivo de 1.186 millones de euros. "En este caso, siempre ha sido un dato positivo". Aun así, el sector renovable no puede compensar, por sí solo, el fuerte déficit energético (-23.242 millones) que supone el 72,6% de todo el déficit comercial español (-31.980 millones).

Precio de la luz 

La principal ventaja de la buena evolución de esta industria es que baja el precio de la electricidad. Su efecto depresor redujo el precio del mercado en 4.365 millones en 2019. "Esto significa que las renovables abarataron en 17,50 euros/MWh el precio de la electriciad", puntualiza González Moya. 

Las energías renovables, en sus distintos usos (eléctrico, térmico y de transporte) ahorraron 8.702 millones de euros en importaciones fósiles, contribuyendo reduciendo nuestra dependencia energética y aliviando la exposición de nuestra economía a la volatilidad de los precios de los hidrocarburos.

En derechos de emisión, las renovables ahorraron 1.017 millones de euros debido a un fuerte incremento en el precio medio del CO2. Los millones de toneladas de NOx y SO2 también se contabilizan en el Estudio, aunque no se computan en términos económicos al no existir un mercado sobre estos gases tan nocivos para la salud y el medioambiente.

En el mercado eléctrico, las renovables aportaron el 37% de la electricidad, recibiendo por ello 5.732 millones de euros de retribución específica.

176 GW en 2019

A nivel global, las renovables instalaron 176 nuevos gigavatios en 2019.

“Más allá de los magníficos números macroeconómicos, las dos grandes noticias de 2019 para el sector fueron el Pacto Verde Europeo y la seguridad jurídica que se recuperó con la rentabilidad razonable”, resaltó Santiago Gómez, presidente de APPA Renovables.

Durante su intervención, Santiago Gómez reconoció la importante labor regulatoria y de prospectiva que está llevando a cabo el Ministerio y subrayó la necesidad de industrializar el país.

“En tecnologías como la eólica aparecemos en los primeros puestos de empleo a nivel mundial porque supimos capitalizar el desarrollo renovable. Si conseguimos desarrollar industria en esta Transición Energética, habremos sentado las bases no solo de nuestro futuro energético sino también de la generación de riqueza y empleo para las próximas décadas”, explicó Gómez durante el acto de presentación.