La pandemia no parece haber afectado mucho el desarrollo de las renovables en España. Más aún. Hasta podría haber acelerado la inversión en nuevos proyectos. Esa es la principal conclusión del Foro "Energías Renovables. Retos, marco normativo y nuevas políticas" organizado por El Español en colaboración con el despacho internacional de abogados Ashurst.

Noticias relacionadas

"La Covid ha tenido una incidencia básica en la industria renovable" ha dicho Andrés Alfonso, socio de Corporate y responsable de la práctica de Energía de Ashurst. "En marzo hubo una tendencia bajista en los precios de la electricidad, del gas y del petróelo y unido a la baja contratación de la demanda", la situación no pintaba muy bien.

Sin embargo, "se puede observar cierta recuperación en los futuros de la electricidad, hay una tendencia alcista" y además, las inversiones en el sector no se han detenido.

 

Y en parte, esto se explica porque "el sector energético español vive un buen momento por tres razones", ha explicado por su parte Pablo García-Manzano Jiménez de Andrade, socio director de Derecho Público y experto en asuntos regulatorios de energía de Ashurst

"La primera es la estabilidad jurídica. Esto puede sorprender con toda la normativa que tiene que ser aprobada, pero ya hay bastante avanzado". El segundo pilar es "una política energética clara, hacia una transición energética aceptada por el sector y que además se impulsa desde la Unión Europea".

Y por último, "una clarificación de competencias entre la CNMC y el Gobierno", ha señalado.

2020 y las renovables

"Se podría decir que 2020 es el año de los cambios regulatorios, aunque la mayoría de ellos son todavia propuestas", ha señalado por su parte José María González Moya, director general de APPA Renovables, "tenemos hojas de ruta del hidrógeno, del almacenamiento, y en camino otra de autoconsumo, biogás o de offshore/energías marinas". 

Pero las esperanzas del sector "están puestas en la Ley de Cambio Climático y Transición Energética", ha añadido. 

"El lado más positivo de este año es que ya nadie se cuestiona si hay cambio climático, y todos coinciden en las bondades de las energías renovables", ha apuntillado María Rodríguez Rico, gerente de Regulación de Acciona.

"Hay un consenso político, social y empresarial de que la transición verde es la única vía para superar la crisis". Además, "para Acciona es una satisfacción y una constatación de que la estrategia que adoptamos hace muchos años era la correcta". 

Liquidez en el mercado

"Projects bonds, titulizaciones, green field, fondos internacionales... la demanda es altísima" ha confirmado Enrique Aguado Valderrama, head of Corporate Finance & Capital Markets Spain y managing director en el banco suizo Mirabaud.

"Pero no se puede hablar de burbuja, puede haber cierta subida de precios por el aumento de esa demanda, pero el perfil de los inversores son grandes fondos institucionales que quieren estar en el sector a medio y largo plazo y no van a comprar para especular". 

Pese a la pandemia, "hemos aprobado 10.000 operaciones diarias que han sumado un importe de 100.000 millones de euros", ha puntualizado Enrique Blanco, director de Financiación Corporativa e Institucional del Instituto de Crédito Oficial (ICO). Unos datos generales de la entidad sin detallar el porcentaje destinados a proyectos renovables.

"La financiación no está siendo un problema en el sector, hay suficiente liquidez e intereses" ha añadido José Donoso, director general de UNEF, "lo que falta ahora es que haya una estructura base y una estabilidad jurídica y eso lo dará la Ley de Cambio Climático". 

"El problema sigue siendo el mismo: los trámites administrativos, largos plazos para conseguir los permisos, y una serie de medidas que si se acortasen podría reducir a la mitad el tiempo para construir nuevos parques".

Pero todo esto solo señala hacia una dirección. "Se está trasladando el riesgo al promotor, por lo que no se podría comparar con situaciones que ocurrieron en el pasado".

Los PPAs, éxito en España

Dentro de las alternativa para la financiación de nuevos proyectos renovables, el modelo estrella es el PPA. "Lo que se ha hecho hasta la fecha en España es una referencia para Europa", ha continuado Aguado Valderrama. "De hecho, se espera que siga siendo un éxito consolidado". 

"Entre estos dos años pasados, la capacidad que se ha firmado en PPAs suman entre 4 y 5 GW y se espera que siga aumentando", ha puntualizado Donoso. Sin embargo, "el problema en España es que el 97% de los PPAs se firman con comercializadoras, no con consumidores finales, y éste debería ser el objetivo".

Aún así, "desde UNEF siempre recomendamos a las empresas que deben tener una cesta, que no lo apuesten todo a los PPAs sino que también desarrollen proyectos a 'merchant' y otros que puedan participar en las subastas de renovables".

Por último, el responsable de Mirabaud ha recordado que "los PPAs son una buena oportunidad para conseguir financiación, pero hay que tener cuidado con lo que se firma, porque muchos de ellos luego no son bancables, con lo que se pierde el objetivo de ese acuerdo".