Las comercializadoras de electricidad están a la carrera para ofrecer a los consumidores diferentes alternativas para contratar el suministro. Hace unos años se lanzaron tarifas con cuotas fijas, que no tuvieron mucho éxito, pero ahora lo que se lleva es la tarifa plana, algo parecido a lo que ocurre con el teléfono.

Noticias relacionadas

Pero, ¿cuál es la diferencia? Básicamente, en ambos casos se paga lo mismo todos los meses durante todo el año, al menos esa es la idea. Pero es el final del año donde se produce el cambio. Con la cuota fija, se revisa lo que se ha consumido a lo largo de los 12 meses y se paga la diferencia, con un sobrecoste evidente, y con la tarifa plana, no.

Otra de las diferencias es que la cuota fija la ofrecen las comercializadoras, pero la tarifa plana es un acuerdo al que se llega con el consumidor. Se acuerda previamente un consumo anual de kilovatios/hora (kWh) máximo y, según este, se establecen unas cuotas.

En cualquier caso, los expertos recomiendan que si se va a escoger cualquiera de estas dos modalidades, se tenga muy en cuenta y se controle el consumo eléctrico, para evitar que lleguen sustos de última hora.

Iberdrola

A su tarifa plana la llama Plan Estable de Luz y ofrece un suministro 100% renovable. Se pueden realizar todas las gestiones digitalmente y cambiar de plan en cualquier momento. Además, aseguran que mantendrá el mismo precio durante cinco años pagando lo mismo a cualquier hora del día y cualquier día de la semana.

Endesa

Recién salida del horno, presenta batalla a la oferta de su competencia. Se llama Tarifa Única y ofrece la seguridad de pagar siempre lo mismo con una única cuota fija mensual, independientemente de la energía que se consuma. También permite configurarla a medida, de tal forma que se calcula una cuota mensual personalizada con base en el consumo real.

Y, como Iberdrola, se asegura no habrá ningún tipo de regularización a final de año y que no habrá ni franquicias ni cláusulas por exceso de consumo. Por último, es importante destacar que esta tarifa no tiene permanencia.

La factura eléctrica, un 4% más cara a partir de abril

Naturgy

En este caso, hay varias propuestas. Se mantiene una cuota fija durante 12 meses en función del consumo, pero los impuestos aplicables a la factura van aparte. El contrato es Mes Luz (también tiene Mes Gas) y está disponible para clientes con tarifa 2.0A y 2.0DHA. La potencia contratada debe ser inferior o igual a 8 kW y no está recomendada para consumos inferiores a 500 kWh al año o superiores a 7.000 kWh al año.

Lo interesante es que hay varias modalidades: Micro, Mini, Media, Maxi y Extra.

Repsol

El producto de Tarifa Plana para el suministro de luz es similar a sus homólogas. Se paga todos los meses lo mismo sin regularizaciones a final de año. Esta cuota se calcula de manera personalizada para cada cliente mediante el histórico de su consumo de los últimos 12 meses y la potencia contratada en la vivienda.

Esta es la diferencia de la cuota fija, donde el cliente tiene una regularización a final del año y acaba pagando realmente por lo que consume.  

Ahorro y Consumo: trucos para ahorrar energía en casa

Holaluz

Es la veterana en ofrecer una tarifa plana, que llaman Tarifa Justa. Su plus es que es energía 100% verde. Con ella siempre se paga la misma cuota, con todo incluido. Los impuestos también.

Podo

La tarifa plana de luz cuenta con características y condiciones muy similares a la Tarifa Justa de Holaluz. Con Podo, los clientes consumirán electricidad 100% renovable certificada por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).

La letra pequeña

En cualquier caso, todas ellas incluyen en su letra pequeña que hay que realizar un uso responsable de la electricidad. Esto quiere decir, en el caso por ejemplo de Endesa o Repsol, no consumir más de un 30% en luz respecto al mismo periodo del año anterior. 

También hay que tener en cuenta que contratar estas ofertas supondría salir del mercado regulado, es decir, del PVPC (Precio Voluntario al Pequeño Consumidor), donde están una parte importante de los hogares españoles.

Si aún así, quedan dudas de cuál es la mejor opción posible, se puede echar un vistazo al comparador onlne de tarifas de la CNMCque el supervisor ha actualizado recientemente.