Sevilla

Si Abengoa no pasa por su mejor momento, aún a la espera de zanjar la firma del acuerdo financiero para huir de la quiebra, su industria auxiliar tampoco. A la crisis que ha traído consigo la Covid-19 se suma la incertidumbre de una compañía que cuenta con más de 14.000 trabajadores en todo el mundo, unos 2.500 en España.

Noticias relacionadas

La incertidumbre es grande y grave”, coinciden las empresas del sector ligadas de forma directa o indirectamente al grupo. Con la operación “casi finalizada”, el grupo liderado por Gonzalo Urquijo ultima la documentación del rescate para que “todas las partes implicadas puedan llevar a cabo su revisión final” y hacerlo oficial este jueves

Con prórrogas anunciadas desde el mes de julio, la industria auxiliar, al igual que ya hicieron los empleados, han lamentado las “continuas contradicciones” sobre la firma del acuerdo. Lamentan las informaciones dispares entre lo publicado por los medios de comunicación y lo finalmente ejecutado por la empresa.

“La información llega todos los días y no da credibilidad”, afirman desde Plasik Proyectos E Ingeniería, compañía en la que Abengoa juega un papel importante como cliente. Pese a que la empresa hispalense no ha informado a sus proveedores de las últimas noticias, el sector reprocha los “cohetes” tirados en un momento delicado.

Desde Plasik descartan su caída si Abengoa no logra la ansiada financiación, un panorama que no podrán afrontar muchas empresas del sector. “Nos podría complicar la vida. Si ellos caen, nosotros no”, afirma Agustín Gil, responsable técnico de la empresa. “Algunos están más asustados que otros pero a otras empresas sí que les afectaría”, añade respecto al resto del sector.

La industria, a la espera de la firma

El ‘Día D’ no para de repetirse para Abengoa pero las empresas auxiliares esperan expectantes el cierre del acuerdo de financiación. “Todos están a la espera del acuerdo y, mientras, todo bloqueado y paralizado”, explica a Invertia Manuel Ponce, vicesecretario general de la Federación de Industria de UGT-Sevilla.

Pese a que el grupo hispalense se caracteriza por su expansión geográfica a nivel nacional e internacional, Ponce pone el acento en las empresas sevillanas. “Sevilla será de las más afectadas. Algunas de las compañías ligadas a Abengoa no van ser capaces de aguantar tanto tiempo si no zanjan el acuerdo”.

Respecto al avance de las negociaciones que podrían afrontar su recta final, fuentes de organizaciones sindicales indican que Abengoa está ultimando los flecos tras conseguir la aprobación de las partes implicadas. La incógnita estaría en la Junta de Andalucía, administración dispuesta a ayudar siempre que cuente con “seguridad documental”.

Buena señal: el pago de las nóminas

En un comunicado interno, Abengoa informó a su plantilla de que iba a proceder al pago de las nóminas no abonadas en los meses de junio y julio. El impago se produjo por la falta de liquidez de la empresa, situación que provocó que tampoco se abonada la paga extra de verano.

Precisamente, fuentes de la compañía han confirmado a Invertia que están comenzando con los pagos con lo que, en la actualidad, Abengoa está pendiente de abonar una parte de la nómina de julio y la extra.