La estadounidense Chevron Corp. ha logrado un acuerdo para comprar a su compatriota Noble Energy Inc. por más de 4.300 millones de euros (5.000 millones de dólares).

Noticias relacionadas

Se convierte así en la mayor compra del sector del petróleo desde que la pandemia de coronavirus causó un gran impacto en la industria, según adelanta en exclusiva Christopher M. Matthews en The Wall Street Journal. 

La adquisición de todas las acciones valora a Noble en 10,38 dólares por acción o 0,1191 participación de Chevron.

Chevron ha dicho que esta operación representa una prima del 7,6% sobre el precio de cierre del viernes de Noble, a 9,65 dólares y casi un 12% basado en un promedio de 10 días. Incluyendo la gran carga de deuda de Noble, el acuerdo se valoraría en unos 11.300 millones de euros (13.000 millones de dólares).

Noble, con sede en Houston, es un productor independiente de petróleo y gas con operaciones estadounidenses e internacionales. La compra de la compañía ampliaría la presencia de Chevron en DJ Basin de Colorado y Permian Basin, que abarca el oeste de Texas y Nuevo México.

También le daría a Chevron, con sede en San Ramón, California, que tiene un valor de mercado de 142.000 millones de euros (163.000 millones de dólares), activos en el Mediterráneo oriental y África occidental y generaría un ahorro potencial anual de 262 millones de euros (300 millones de dólares), según Chevron.

El acuerdo es uno de los primeros signos de vida en la negociación del sector energético desde que los precios del petróleo se desplomaron en marzo como resultado de cierres generalizados y prohibiciones de viaje.

Los contratos de futuros para West Texas Intermediate, el líder de precios en EEUU, entraron brevemente en territorio negativo en abril. Si bien los precios se han recuperado parcialmente y se sitúan en alrededor de 40,47 dólares por barril, el repentino colapso provocó que varias compañías de energía cayeran en espiral.

Más de 20 productores de petróleo de América del Norte se han declarado en bancarrota este año, según la firma de abogados Haynes & Boone LLP, y se espera que docenas más sigan su ejemplo si los precios del petróleo se mantienen alrededor de los niveles actuales.

Las pequeñas y medianas empresas de petróleo y gas han tenido un desempeño pobre en los últimos años y se enfrentaron a la presión de los inversores para frenar el crecimiento y generar ganancias y flujo de caja más consistentes. Eso ha alimentado las expectativas de una posible ola de fusiones a medida que los jugadores más fuertes se enfrentan a rivales más débiles.

Noble es el primer gran movimiento estratégico de Chevron después de alejarse de una guerra de ofertas de alto perfil para Anadarko Petroleum Corp. el año pasado.

Chevron fue superado por Occidental Petroleum Corp., que pagó aproximadamente 38.000 millones de dólares por Anadarko con la ayuda de Warren Buffett. Occidental ha estado languideciendo bajo una carga de deuda de aproximadamente 40.000 millones, que ha estado tomando medidas para disminuir.

Los dos rivales habían codiciado los activos de Anadarko en el corazón del Pérmico rico en petróleo. Después de que la oferta de Occidental se considerara superior, el presidente ejecutivo de Chevron, Mike Wirth, dijo que su compañía optó por aceptar la tarifa de terminación de 1.000 millones de dólares en lugar de hacer una oferta más alta, citando un enfoque en la disciplina.

Las principales compañías petroleras han estado considerando una mayor superficie en el Pérmico, en parte porque su geología lo convierte en uno de los lugares menos costosos en EEUU para producir petróleo mediante fracking.

La producción en el área estaba en auge y ayudó a elevar la producción de crudo de EEUU a niveles récord antes de que la pandemia redujera la demanda mundial de petróleo en más del 20% esta primavera.