El presidente de Repsol, Antonio Brufau, ha pedido "ser rápidos" para salir de la crisis económica motivada por el coronavirus, centrándose en aquellas medidas que "tengan un efecto inmediato en la recuperación económica y en el empleo", y ha instado a "apostar por la industria" y por la "neutralidad" tecnológica" para abordar la transición energética.

Noticias relacionadas

En su participación en la cumbre empresarial organizada por la patronal CEOE, Brufau ha llamado al apoyo a sectores como la industria, "pequeña, mediana o grande", pero también al turismo y a la construcción.

En este sentido, ha insistido en la necesidad de un plan para reactivar el automóvil, pero que incluya a todos los vehículos, no solamente a los eléctricos, que "lamentablemente se fabrican fuera de nuestras fronteras".

"Que incluya a los convencionales o híbridos de gama media o baja, los que más utilizan los españoles y los que más se construyen en España", dijo.

Asimismo, ha considerado un error guiarse por la "premisa falsa" de que hay que elegir unas tecnologías en detrimento de otras, ya que la descarbonización es un "reto planetario" en el que serán necesarias "todas las tecnologías que puedan aportar su granito a la reducción de emisiones".

De esta manera, pidió aplicar "una óptica de neutralidad" a la hora de afrontar la descarbonización, ya que "somos incapaces de predecir cuáles serán más exitosas".