El presidente de Naturgy, Francisco Reynés, ha considerado que la 'hoja de ruta' del Gobierno español para la transición energética puede ser "un buen catalizador de un nivel de inversión" para el impulso de la economía, aunque ha subrayado la necesidad de contar con un marco normativo y una regulación "fiables" y una fiscalidad "atractiva".

Noticias relacionadas

En su participación en la cumbre empresarial organizada por la patronal CEOE, Reynés ha señalado la obligación de hacer de España "un país mejor para vivir".

En este sentido, ha señalado que debe existir un marco normativo que "permita saber" cómo van a ser las relaciones laborales, con "mecanismos de flexibilidad para permitir adaptar las necesidades de las compañías, a veces estacionales".

El directivo también abogó por mejorar la calidad de las infraestructuras sobre todo de distribución y transporte y por fomentar la eficiencia energética en ese camino hacia la descarbonización de la economía.

Reynés, que puso sobre la mesa la necesidad de abordar "un plan renove energético" para el sector turístico, solicitó también "concordia social e institucional" para afrontar el reto de la actual crisis.