El Corte Inglés ha reforzado su apuesta y compromiso con la sostenibilidad con cuatro proyectos medioambientales y de economía circular, según ha informado la compañía en un comunicado.

En concreto, en materia medioambiental, la empresa trabaja en cuatro líneas fundamentales, cuyo objetivo principal es llegar a las cero emisiones a medio plazo.

De esta forma, entre los proyectos figura lograr un residuo cero el sistema de gestión implantado y certificado por Aenor que ha logrado demostrar que todos los residuos generados, se gestionan y se valorizan al menos en un 90%, evitando el depósito en vertedero.

En la actualidad 55 centros y plataformas logísticas de la compañía, 51 en España y cuatro en Portugal, cuentan ya con esta certificación, y el objetivo es que en 2022 lo estén todos.

La compañía presidida por Marta Álvarez también se ha propuesto mitigar y compensar las emisiones de carbono que produce, con el horizonte de llegar a las cero emisiones en 2050. El 100% de la energía que consume la empresa es de origen certificado renovable, y se han realizado en varios centros acciones de compensación durante el último año.

Huella plástica

Por otro lado, el grupo trabaja para reducir la huella de carbono de sus clientes, y para ello ha implantado más de 300 puntos de recarga de vehículos eléctricos en sus aparcamientos, convirtiéndose en el mayor parking privado nacional en esta categoría.

Al proceder de fuentes de energía renovable en su totalidad, se han generado cero emisiones al medio ambiente por esta actividad.

El Corte Inglés también trabaja para lograr un packaging sostenible. Así, el 100% de las bolsas de plástico de sus supermercados son de materia prima reciclada y además son reutilizables. Con ésta y otras iniciativas, la compañía pretende reducir su huella plástica en un 30% en 2025 en toda su cadena de suministro. Además, se han puesto a la venta diferentes opciones de bolsas reutilizables y sostenibles.

Adicionalmente, El Corte Inglés se ha adherido a la iniciativa Nueva Economía del Plástico de la Fundación Ellen MacArthur, que tiene como objetivo impulsar un sistema de plásticos más sostenible.

En la actualidad, el grupo también refuerza su apuesta porque sus productos sean sostenibles, ya que cuenta con más de 100.000 referencias de productos con atributos de sostenibilidad entre moda, hogar, tecnología, ocio y alimentación, y es firmante del Pacto de la Moda para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) fijados por la ONU.