El Corte Inglés entra de lleno en el sector de las telecomunicaciones. Así lo anunció ayer con el lanzamiento de su nuevo Operador Móvil Virtual (OMV) bajo la marca Sweno y así lo contamos hace una semana en Invertia. Una estrategia que se enmarca en la acelerada política de diversificación; sin embargo, no es la primera vez que plantea llevar a cabo esta estrategia. Hace 14 años la opción ya estuvo sobre la mesa, aunque en aquel entonces la operación no se llevó a cabo.

Noticias relacionadas

En 2007, El Corte Inglés trabajaba en un proyecto para crear un Operador Móvil Virtual que llevaba por nombre Sweno. Es decir, el mismo que ahora lanza con MásMóvil; pero que en su día pretendía hacer con la red de Movistar. 

“Llegaron a tener acuerdo con Movistar. Lo tenían hecho, pero lo fueron parando y finalmente no salió”, señalan fuentes del sector. Tanto es así que, medios especializados de la época, aseguraban que se llegaron a hacer pruebas con infraestructura de Movistar, a estudiar el diseño de una web corporativa e incluso pensar en ofrecer vincular a la tarjeta de compra de El Corte Inglés. Una idea que también se ha recuperado en esta ocasión. Según fuentes conocedoras del proyecto, los recibos podrán pagarse junto a los de la tarjeta de los grandes almacenes. 

Estos medios también desvelaron algunas políticas comerciales como sus tarifas:  llamadas en prepago a 19 céntimos/minuto y 14 céntimos/minuto para los contratos o sms a 12 céntimos y MMS a 50 céntimos. La conexión a Internet rondaría entre 36 y 42 céntimos de euro y, como es lógico, en aquella época aún no había una tarifa de datos. 

Muchas de estas políticas nos parecen ahora irreales e innecesarias, como la consulta de saldo gratuita con un máximo de una consulta por día, si no se cobraba 15 céntimos. Pero en aquella época lo cierto es que era lo normal. 

Marcha atrás

El caso es que El Corte Inglés lo tenía todo listo desde 2007: la marca, el acuerdo de red (Movistar) y hasta la distribución (Telecor). Pero ¿qué falló? Según fuentes del sector, parece que resultaba más rentable tener acuerdos con todos los grandes operadores que tener uno propio. 

Finalmente, este intento quedó guardado en un cajón a la espera de otra oportunidad que llega justo 14 años después. “La marca se creó hace un tiempo pensando en futuros planes, pero hasta la fecha no se había llegado a utilizar”, según fuentes cercanas a los grandes almacenes. 

En el tintero se quedaron otras como Alcampo Móvil que tampoco llegó a ver la luz. Tampoco fue viable que Lidl Connect, que operaba en Alemania gracias a un acuerdo con Vodafone, llegase a España. Si salieron Carrefour Móvil, Eroski Móvil o MovilDia. Los tres operaron en un mercado del que al final desaparecieron. 

Telecor

Mientras El Corte Inglés estudiaba si lanzar o no Sweno en 2007, crecía rápidamente con Telecor, que llegó a ser una de las mayores cadenas de tiendas de telefonía móvil en España, solo superada por The Phone House, que era su principal competidor. De hecho, llegó a lanzar su propio OMV.  

Tienda de Telecor en una imagen de archivo.

En 2012 esta división de El Corte Inglés contaba con unas 250 tiendas. Sin embargo, en 2015 ya había cerrado casi las dos terceras partes y por aquel entonces solo 90 quedaban en pie. En 2018, había 23 tiendas y ese mismo año decidió echar el cierre definitivo tras arrastrar varios años números rojos. 

Y ahora, casi tres años después, vuelve a probar suerte en el mundo de las telecomunicaciones, donde el número de competidores se ha multiplicado. De la mano de MásMóvil rescata Sweno para ofrecer móvil y fibra; aunque se desconocen todavía los detalles. ¿A la tercera irá la vencida?.