La cadena de alimentación Aldi cerró el año con 328 supermercados en España gracias a la apertura de más de 20 supermercados y el objetivo de seguir creciendo en nuestro país con la apertura de 40 más en 2021. Todo ello con una estrategia basada en los precios bajos y la marca blanca para hacer frente a sus principales competidores: Lidl y Mercadona. Ahora, apuntala este plan con un nuevo movimiento. 

Noticias relacionadas

En concreto, Aldi ha realizado una ampliación de capital de 562.000 euros elevando a 621.562.000 euros el capital resultante suscrito, según publica el Boletín Oficial del Registro Mercantil (Borme) en su edición de este 18 de enero. 

Un movimiento que viene a acelerar la estrategia de la compañía en España. El objetivo de la cadena “es seguir creciendo” a golpe de aperturas, según explicó hace un mes a Invertia Eduardo López, responsable de Expansión de Aldi. ¿Cómo? Con una estrategia de negocio basada en el descuento, el precio y la marca blanca.

La cadena alemana cuenta con un surtido de cerca de 2.000 productos y mantiene acuerdos con los más de 400 proveedores nacionales. El producto nacional representa el 80% de todo el surtido.

Aldi cuenta con cuota de mercado en España del 1,4% y ya son más de 5,2 millones de familias las que confían en Aldi para su compra habitual”, según recuerdan desde la compañía a través de datos de Kantar Worldpanel. 

Un ranking en el que por delante tiene a seis compañías, siendo Alcampo con el 3,4% o supermercados regionales como Consum sus rivales más próximos a batir. Más arriba, su eterno rival, Lidl (5,7%) y el líder, Mercadona (24,8%).

Más cambios

En los últimos años su estrategia se ha centrado también en conseguir acercarse a los núcleos urbanos de los municipios y en grandes ciudades como Madrid. Cabe recordar que cuando aterrizaron en España sus centros estaban en las periferias de las ciudades para facilitar una compra que se hacía en coche.

Ahora los hábitos han cambiado y cerca del 60% de sus nuevos supermercados han sido en cascos urbanos y centros de ciudades como puede ser Madrid, Barcelona, Sevilla o Valencia. 

Por otro lado, en diciembre Aldi constituyó una filial inmobiliaria en el mercado nacional bajo el nombre Aldi Real Estate. Con un capital de 20.000 euros, el objeto social de la sociedad es la compraventa y adquisición, así como la promoción y construcción y la cesión a terceros de todo tipo de inmuebles.

El CEO de Aldi, Valentín Lumbreras, también es el presidente de dicha empresa. Cabe recordar que los supermercados se han convertido en inversiones refugio en plena pandemia, tal y como ya avanzó Invertia.