Desde el sindicato CCOO reclaman a Inditex que paralice los cierres de tiendas que ya se están produciendo en diferentes territorios y marcas en ejecución del Plan Estratégico 2020-2022 -que incluye la absorción de entre 250 y 300 tiendas en España-, según un comunicado del colectivo sindical.

Noticias relacionadas

En la presentación de resultados del primer trimestre de 2020, el Grupo Inditex anunció una actualización de su estrategia 2020-2022, acelerando el cambio de su modelo de negocio, integrando venta presencial y online, con mayor superficie comercial aunque menor número de tiendas, lo que implica el cierre y absorción de entre 1.000 y 1.200 tiendas de perfil más pequeño a nivel mundial y entre 250 y 300 en España (el 14% de su red mundial y al 17% de su red en España aproximadamente).

Posteriormente, en la reunión del Comité de Empresa Europeo, celebrada una semana después, “la Dirección del Grupo Inditex se comprometió a que esta importante reestructuración se efectuaría priorizando la estabilidad en el empleo de las plantillas, ofreciendo puestos de trabajo para cubrir las necesidades generadas por el nuevo modelo a las personas que trabajan en las tiendas que se cierren, así como abordando las implicaciones laborales de esta reestructuración con la participación de la representación sindical en cada país”, según CCOO. 

Un compromiso que desde CCOO valoran “muy positivamente”, al igual que lo han hecho con la garantía del 100% de retribuciones durante el estado de alarma (en el caso de España asumiendo la integridad de costes laborales, sin presentación de ERTE) y con los acuerdos que han alcanzado con en el conjunto de marcas en España, entre ellas Zara, para abordar en el plano laboral la desescalada y la reanudación de la actividad.

No obstante, “en tanto en cuanto se concreta este compromiso, abriendo una mesa de negociación con la representación sindical en la que se aborden las implicaciones laborales del plan estratégico, ya se están produciendo cierres de tiendas en diversos territorios y marcas, o en su caso anuncios de cierres inminentes, que se saldan mediante ofertas individuales de traslado o extintivas”, señalan desde el colectivo sindical. 

Una política que desde CCOO entienden como “anticipatoria de los cierres previstos” y que, con independencia de que responda a una estrategia global o a iniciativas puntuales de los responsables de recursos humanos, “debe paralizarse hasta que se alcance un acuerdo laboral a nivel del Grupo Inditex en España”, apuntan.