El confinamiento ha golpeado de lleno a los centros comerciales. Tras la desescalada no logran recuperar el volumen de afluencia y varios se encuentran en una posición complicada. En este contexto, Amazon ha iniciado conversaciones con Simon Property Group para reaprovechar los espacios vacíos de los centros comerciales de Estados Unidos como centros de recogida. 

Noticias relacionadas

Amazon ha sido una de las pocas empresas que durante la crisis sanitaria ha mantenido su crecimiento. Salir económicamente reforzada de la pandemia le permite seguir explorando nuevas vías de negocio.

Las negociaciones con Simon Property Group, la mayor propietaria de centros comerciales de norteamérica, implicarían destinar algunos de sus bienes a centros de distribución y recogida. Esto permitiría facilitar lo que se conoce como la "última milla". Es decir, el tramo final desde la base logística hasta el cliente. 

En concreto, la propietaria estadounidense dispone de 63 tiendas de la cadena JCPenney y otras 11 que forman parte de Sears. Por tanto, de cerrarse el acuerdo sería un gran paso para Amazon dentro del negocio de los centros comerciales.

Sin embargo, la estrategia de Amazon podría ser más amplia, ya que todavía no ha anunciado con cuántas cadenas comerciales está manteniendo conversaciones. 

Punto de inflexión para los centros comerciales

El incremento del comercio electrónico es otro de los factores que permiten repensar cuál va a ser la utilidad futura de los centros comerciales. Las cifras de la venta online durante el confinamiento han crecido en distintos sectores, lo que permite replantear el negocio de las tiendas físicas.

De llevarse esto a cabo, Amazon se vería muy reforzado, pues lograría tener una presencia destacada en los núcleos urbanos. Por el contrario, para los centros comerciales esto supone un cambio en su modelo de negocio.

Si se confirma la tendencia, estos establecimientos dejarían de ser lugares a los que acudir a comprar y entrar en contacto con tiendas físicas, para convertirse en puntos de recogida

Con todo, según información publicada por Dow Jones, el acuerdo entre las dos grandes compañías podría no efectuarse, ya que se trata de un punto de inflexión importante para el futuro de ambas. Por ello, Simon Property Group está también negociando con otras compañías para ocupar los centros vacíos.