La cadena de alimentación Dia registra unas pérdidas de 187 millones de euros en el primer semestre del año, un 55% menos que en el mismo periodo de 2019 cuando perdió 418,7 millones. Dato mejorado debido al proceso de transformación y al aumento de ventas derivado del coronavirus que permitió a la enseña cerrar el semestre con una facturación de 3.515,2 millones (un 2,1% más), según un comunicado remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Noticias relacionadas

La compañía explica que este resultado está afectado principalmente por un efecto monetario negativo de 83 millones generado en Brasil.

Entre enero y junio, el resultado bruto de explotación (Ebitda) del grupo se situó en 176,9 millones de euros, trece veces por encima del logrado un año antes, gracias a la reducción de los costes de reestructuración, que disminuyeron "con fuerza" al concluirse las principales iniciativas de 2019 y pese a los costes extraordinarios de 26 millones debidos al Covid-19.

Si atendemos solo al segundo trimestre, Dia registró unas ventas de 1.819 millones, un 6,3% más gracias al efecto positivo de las iniciativas de transformación y al comportamiento de los consumidores en relación al confinamiento por la Covid-19, pese a la reducción de la red de tiendas y los efectos monetarios adversos provocados por las divisas brasileña y argentina.  

Sus ventas comparables aumentaron un 14,9%, con todos los mercados en positivo por primera vez desde el 4º trimestre de 2016, impulsadas por un aumento del tamaño medio de la cesta de la compra que compensó el descenso del número de tickets. Y cosechó unas pérdidas de 45 millones, mejorando los números rojos del segundo trimestre de 2019 (-267 millones) y un con una mejora de los gastos por intereses y el efecto monetario negativo de 16 millones. 

Crecen las ventas en España

En España, las ventas netas aumentaron hasta junio un 8,9%, hasta 2.264,2 millones de euros, continuando la tendencia positiva registrada en el primer trimestre de este año, y tras la relajación de las medidas de confinamiento, al tiempo que las ventas comparables crecieron un 13,9% y las ventas brutas bajo enseña un 6,8%, hasta 2.707,1 millones.

En España se cerraron 40 tiendas Dia (25 franquicias y 15 propias), 9 franquicias en Portugal, 22 en Argentina (12 franquicias y 10 propias) y 3 en Brasil (2 franquicias y 1 propia). Además, como parte del cierre estratégico anunciado para este tipo de franquicias, un total de 78 tiendas Cada Dia cerraron durante el primer semestre. Adicionalmente, se cerraron en España 76 tiendas Clarel y 1 La Plaza.

Proceso de transformación

Durante este semestre, optimización del surtido comercial en 500 tiendas en España, priorizando la oferta frescos de frutas y verduras; desarrollo e introducción de nuevos productos en España y Brasil en el marco de una nueva propuesta que combina calidad, relación calidad/precio y envases más atractivos.  

Además, puso en marcha la venta online y entrega urgente en los cuatro países tras haberse acelerado su introducción para atender a la demanda de los clientes durante el período de confinamiento por la Covid-19 y posteriormente, y como prioridad para satisfacer las tendencias de compra de los clientes a largo plazo.  

También introdujo un modelo de franquicia mejorado basado en incentivos y con foco en el cliente, implantado en 470 establecimientos de España, y la puesta en marcha de una oferta adaptada en otros mercados.  

"Los resultados financieros del segundo trimestre demuestran el impacto positivo de la respuesta adoptada ante la situación de la COVID-19 y de la transformación del negocio que venimos ejecutando. Los clientes están respondiendo a nuestra atractiva oferta de proximidad y nuestras nuevas capacidades de venta online, y las positivas cifras de ventas comparables (like-for-like) de junio y julio tras el confinamiento constituyen un buen indicador de dicho progreso”, señala el presidente de Dia, Stephan DuCharme.