Mercadona quiere que su 'Listo para Comer' vuelva con fuerza tras la pandemia. La cadena de supermercados prevé que 200 puntos de venta estén reabiertos antes de acabar el mes de julio, y que haya 500 en octubre. Una cifra a la que hay que sumar otros 150 nuevos centros que se abrirán antes de que acabe el año. 

Noticias relacionadas

La reapertura del 'Listo para Comer' de Mercadona viene acompañada de la actualización del surtido que ofrece a sus clientes. Incorporará menestra de verduras; distintos tipos de pescado como salmón, dorada o balao; bocadillos como el brioche vegetal; la hamburguesa de Angus o el bocadillo de jamón. 

Además se va a poner en marcha un nuevo mostrador denominado Hot Deli con el que busca poner a la venta un surtido de asados como pollo, costillas o patatas. Ahí destacará el Frango, pollo típico de Portugal. 

La nueva marca de Mercadona, Listo para Comer

De hecho, la idea de Mercadona es que 'Listo para Comer' llegue también a Portugal en los próximos meses. Para ello va a destinar a su expansión en los centros que el grupo tiene en el país vecino 170 millones de euros a lo largo de este año. En total habrá más de 650 puntos de 'Listo para Comer' en la Península, que darán empleo a 4.000 empleados.

Las nuevas referencias que se van a poner a la venta se servirán en envases sostenibles elaborados con caña de azúcar o cartón. Se enmarca en la iniciativa “dar el SÍ a cuidar más el Planeta” y a una apuesta decidida por la sostenibilidad a largo plazo del proceso, según informa la cadena en una nota de prensa. 

Con estos cambios, el grupo vuelve a reabrir su 'Listo para Comer', uno de los pilares de la estrategia de Mercadona en los últimos meses con la que buscaba ganar nuevos clientes a través de los trabajadores; pero también de las nuevas formas de consumo que se han adoptado en los hogares.