El Corte Inglés ha dado un paso de gigante para diversificar el modelo de negocio. El grupo acaba de cerrar la compra de Mega 2 Seguridad, compañía dedicada a la seguridad y los servicios generales. Una adquisición que se ha firmado este martes y con la que los grandes almacenes avanzan en su línea de adentrarse en nuevos nichos de mercado. 

Noticias relacionadas

Fuentes conocedoras de la operación explican a Invertia que la compra de Mega 2 Seguridad tendrá un coste de 28 millones de euros, de los que 25 millones se han abonado en el momento de la firma del contrato. Se trata de una empresa que tuvo un EBITDA el año pasado de casi 8 millones de euros y una facturación ligeramente superior a los 71 millones de euros. 

Con esta adquisición, el grupo El Corte Inglés busca hacerse fuerte en el sector de la seguridad y los servicios generales, pero también reducir sus costes operativos. Mega 2 es la compañía que presta los servicios de vigilancia y control de accesos de El Corte Inglés. De hecho, el contrato con los grandes almacenes supone el 80% de su negocio, lo que hará que las sinergias entre ambas sean muy elevadas. 

Imagen de Mega 2 Seguridad.

Ahora bien, Mega 2 Seguridad trabaja también con otras grandes empresas como Renfe o AENA. La posibilidad de trabajar con esos clientes y de ampliar el negocio es una de las claves en las que se ha fijado la compañía que preside Marta Álvarez. 

La decisión de la compra de Mega 2 Seguridad hará que El Corte Inglés pueda competir directamente con otras compañías del sector como Eulen, Securitas o Prosegur. Precisamente esta última tiene en su accionariado en el negocio de alarmas a Telefónica. 

Ex jefe de seguridad

Mega 2 Seguridad es propiedad de Joaquín Domingo Martorell y de la madre del que fuera exjefe de seguridad de los grandes almacenes, Juan Carlos Fernández-Cernuda. Las fuentes consultadas recuerdan que éste no tiene ninguna acción de la compañía. 

¿Por qué elegir Mega 2 y no otra compañía del sector con menores vinculaciones a exdirectivos del grupo? Básicamente por la relación coste - oportunidad, explican. Al parecer, los actuales propietarios estaban interesados en vender, y El Corte Inglés quería ampliar su base de negocio y, de paso, reducir costes en un área estratégica para el grupo. 

La empresa de seguridad cuenta con más de 6.000 trabajadores que pasarán a formar parte del Grupo El Corte Inglés en las próximas semanas.