El grupo Alsea se ha visto obligado a abrir su servicio online tras "los problemas que ha encontrado con Trabajo" para presentar un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) para 22.000 personas. Así, 1.600 empleados han vuelto al trabajo, según confirman fuentes a Invertia

Noticias relacionadas

Al parecer, “Trabajo ha hecho un requerimiento pidiendo el listado de gente que está excluida por estar en reparto”, explican fuentes conocedoras a este medio. Además, el servicio de comida a domicilio se incluye dentro de las actividades esenciales que el Gobierno aprobó ayer y que, por tanto, no tendrán que parar. 

Este domingo el obrador de Domino's ubicado en Alcalá de Henares (Madrid) comenzó a funcionar de nuevo y 61 restaurantes de la compañía también han abierto sus puertas, según fuentes sindicales. Además, la empresa de transportes de Zena, Conway, también ha iniciado las operaciones de reparto de masa e ingredientes de las pizzerías de la cadena repartidas por toda España. 

Asimismo, “abrirán más enseñas de la cadena para poder distribuir a través de Deliveroo”, aseguran fuentes sindicales a Invertia, quienes reconocen que aún se están negociando “las opciones de apertura de más restaurantes”. La compañía gestiona en el país las marcas Domino’s Pizza, Starbucks, Burger King, Vips, Foster’s Hollywood, Cañas y Tapas, Ginos, Fridays, Wagamama y OleMole.

Cabe recordar que el pasado 15 de marzo el grupo Zena suspendió su servicio de entrega de comida a domicilio por el coronavirus y presentó un ERTE para su plantilla, formada por 22.000 personas.

El grupo decidió dejar de dar servicio a domicilio -centrado fundamentalmente en su enseña Domino's Pizza- por las "las peticiones de los propios trabajadores" ante el temor por el coronavirus, pese a que se habían reforzado los protocolos de seguridad e higiene.

ERTE de Burger King

Este caso no es el único. El más polémico fue el de Burger King y su ERTE para 14.000 empleados tras cerrar tiendas y su servicio de reparto a domicilio. La ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, señaló que todos los ERTE se examinarán "con cuidado", incluido el de Burger King, a la que ha recordado que tiene una línea de delivery, que según el decreto de alarma, no tiene por qué cerrar.

Por su parte, la compañía afirmó “estar analizando la situación y, a día de hoy, no ha formalizado la presentación del ERTE de los 14.000 empleados. Para Burger King la prioridad, por un lado, es garantizar la seguridad y bienestar de empleados y clientes y, por otro, mantener el empleo tan pronto como finalice esta situación y garantizar la estabilidad de la compañía”.