Acciona se ha adjudicado su primer gran proyecto de infraestructuras en Estados Unidos por 2.750 millones de dólares (2.315 millones de euros). Se trata de la construcción de un canal en Dakota del Norte para proteger de las inundaciones a las comunidades locales.

Noticias relacionadas

La presencia actual de la compañía en Estados Unidos se reduce principalmente a proyectos de renovables, sobre todo a 10 parques eólicos, agrupados bajo la filial de energía. La filial debutará en Bolsa en las próximas semanas con una valoración máxima de 9.800 millones de euros.

Su división de Infraestructuras tiene una cartera de 1.536 millones de euros en Norteamérica, el 10% de su cartera total, aunque concentrada la mayor parte en Canadá. En Estados Unidos, su división de Agua tiene una desaladora que abastece a 333.000 habitantes de Florida.

Por ello, este nuevo contrato, aunque lo ha ganado en consorcio con la israelí Shikun & Binui y la canadiense North American Energy Partners, supone su primer gran salto a Estados Unidos con un proyecto concesional, ya que el proyecto incluye, además de la construcción, la operación y mantenimiento del canal por un periodo de 30 años. Acciona cuenta con una participación del 42,5% en el consorcio.

Evitar inundaciones

La nueva infraestructura, que tendrá una longitud de 48 kilómetros, 19 puentes y dos acueductos, permitirá acabar con la amenaza de las inundaciones en la zona de Fargo y Moorhead, beneficiando a sus 230.000 habitantes a partir del año 2027 y durante los próximos 100 años.

Los fondos para construir y financiar el canal provendrán de una combinación de dinero federal, estatal y local, por lo que se ejecutará como un proyecto de colaboración público-privada (P3, por sus siglas en inglés).

"Los habitantes de Fargo, Moorhead y sus comunidades colindantes se unieron después de la devastadora inundación de 2009 para encontrar una gestión permanente de inundaciones. La coalición trabajó con la MFDA (la entidad adjudicataria) y el Ejército de EEUU para desarrollar el modelo P3 con un plan de construcción que brinde protección lo más rápido posible", explica el alcalde de Moorhead, Shelly Carlson.

Una inundación anterior del río Rojo, la de 1997, causó daños estimados en la zona de 3.500 millones de dólares (3.000 millones de euros). El consorcio prevé que a finales de este año se cierre el plan financiero del proyecto.