La Junta Ordinaria de Accionistas de Atlantia ha decidido este lunes aprobar con un 86,86% de los votos a favor la venta de la totalidad de su participación en Autostrade per l'Italia, la sociedad que incluye todas las autopistas de la compañía en el país transalpino, al fondo estatal italiano Cassa Depositi e Prestiti (CDP) que ha estado trabajando con un consorcio de inversores que incluye a Blackstone y Macquarie.

Noticias relacionadas

De esta manera, descarta la ofrecida por ACS. El grupo presidido por Florentino Pérez mandó el 8 de abril una carta de intenciones con 10.000 millones encima de la mesa por los 3.000 kilómetros que componen la cartera de Autostrade.

“Dada la estrecha relación entre nuestros grupos tras la exitosa adquisición conjunta de Abertis, ACS ha estado siguiendo la situación de ASPI durante los últimos meses y creemos que ASPI es un activo muy interesante que encaja perfectamente en la estrategia a largo plazo de ACS”, explicó Florentino Pérez en la carta a la que tuvo acceso el Financial Times.

Apuesta por las autopistas

Florentino Pérez insistió durante la celebración de la junta de accionistas de ACS la apuesta de la compañía por esta división. De hecho, quiere alcanzar el objetivo de posicionarse como líder mundial en concesiones de carreteras. Se trata de una división que a pesar del impacto que tuvo en las cuentas anuales por las restricciones de movilidad, la compañía confía y apuesta a largo plazo.

Una muestra de este interés era la oferta presentada por Autostrade. De hecho, contrató a Société Générale para pilotar la compra. "Su combinación con Abertis, en donde Atlantia tiene el 50%, permitiría crear un grupo mundial de concesiones de infraestructura que podría afrontar, con mejores garantías, los nuevos planes de inversiones que los distintos gobiernos occidentales están preparando, determinantes para la recuperación económica y social tras la pandemia", afirmó el presidente.

También dejó claro que cualquier movimiento en ese sentido tendría que contar siempre "con los deseos del Gobierno italiano", ya que es el primer interesado en adquirir las autopistas tras un acuerdo que obligó a Atlantia a ponerlas en venta tras el derrumbe de un puente en Génova en el verano de 2018.

Ahora que Atlantia ha preferido la oferta de CDP, vuelven a tomar importancia las palabras de Florentino Pérez en la junta de accionistas de este año. "ACS también está estudiando la adquisición de otras concesiones de autopistas, alternativas a ASPI", advirtió. "Este mercado es muy dinámico y ofrece muchas oportunidades", ahondó durante su discurso.