Sabadell no va ni a estudiar ninguna de las ofertas que le lleguen por su filial británica, TSB. Así lo ha dejado claro César González-Bueno, su consejero delegado, este jueves, apenas días después de que la entidad rechazara la propuesta de Co-operative Bank de hacerse con el banco de Reino Unido por unos 1.200 millones de euros.

Noticias relacionadas

De acuerdo con el primer ejecutivo de Sabadell, el mandato que el consejo de administración del banco ha dado a su equipo gestor es muy claro: que TSB se quede dentro del grupo. "El consejo ha decidido en este momento no estudiar ninguna oferta", ha apuntado González-Bueno durante la presentación de resultados del grupo.

Según ha explicado, la oferta de Co-operative Bank llegó al presidente, Josep Oliu, y a él mismo por escrito, a lo que el consejo contestó "en línea con la estrategia que se ha marcado" y sin dar comienzo a ninguna negociación: "No vamos a estudiar ninguna operación corporativa".

"Nada ha cambiado"

De acuerdo con González-Bueno, "nada ha cambiado" desde que el banco decidió quedarse con TSB y no venderlo confiando en su fortaleza a futuro, ni siquiera tras recibir la oferta hace unos días.

"Seguimos exactamente como estamos y cualquiera puede hacer una propuesta cuando quiera. Desde el punto de vista de la gobernanza es necesario contestarla, pero nada cambia", ha apuntado.

Preguntado en varias ocasiones sobre si se plantearía aceptar una oferta en el futuro, ha reiterado que el consejo no tiene planes ni de estudiarlo y ha añadido que "las improvisaciones no son adecuadas en una profesión como esta".

Y es que la entidad quiere confiar ahora en dejar atrás los problemas que TSB le dio hace tres años y que la filial aporte cada vez más al beneficio. De los resultados presentados este jueves, de hecho, se desprende que TSB ya aporta un 22% del beneficio y consume más o menos un 20% de capital.

No más ERE a corto plazo

En otro orden de cosas, González-Bueno ha explicado que el banco no se plantea llevar a cabo ningún Expediente de Regulación de Empleo (ERE) más a corto plazo. "No está en el horizonte", ha dicho.

También ha descartado González-Bueno, al menos de momento, que el banco ponga en marcha una recompra de acciones, como están haciendo otras entidades como BBVA o Santander.

"Sobre la remuneración al accionista no hay cambio alguno", ha dicho, reiterando que el consejo de administración tiene previsto aprobar un payout (porcentaje de beneficio que se destina al dividendo) del 30% con cargo a los resultados de 2021 y que se hará efectivo en 2022.