Fernando Cano Droblo

La dirección de Recursos Humanos del Banco Sabadell se ha reunido con su representación sindical para comenzar a negociar una reestructuración de plantilla y cierre de oficinas, según ha podido confirmar Invertia. 

Noticias relacionadas

Se trata de una primera toma de contacto en la que se ha comunicado que se pondrá en marcha un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) donde primará la voluntariedad, en el que habrá espacio para las prejubilaciones y también algunas extinciones de contrato, según fuentes de la negociación. 

Del mismo modo, se va a poner en marcha un plan social de recolocaciones que "estará por encima" de los estándares del mercado. De momento, no se han confirmado las cifras de este ajuste, aunque en la presentación del plan estratégico de mayo se deslizó la posibilidad de reducir unos 1.000 puestos de trabajo.  

Comisiones Obreras (CCOO), el sindicato mayoritario de la entidad bancaria, ya advirtió la semana pasada que la empresa había comunicado de manera selectiva el cierre de diversas oficinas en todo el territorio español. De hecho, el sindicato calcula que la entidad cerrará hasta el 30% de su red de oficinas.

De hecho, tras la reunión, el sindicato ha insistido en su rechazo y ha asegurado que "no lo va a poner fácil" dado que "no hay razones para plantear un ERE en Banco Sabadell". 

1.000 trabajadores

En su plan estratégico para 2021-2023 anunciado el pasado mes de mayo Sabadell ya anunció que uno de sus objetivos es reducir plantilla. La idea es reducir costes en 2022 en 100 millones de euros mediante “un plan de reestructuración”.

Este año el Sabadell disminuirá los gastos de personal en 140 millones tras prescindir de 1.800 empleados mediante prejubilaciones pactadas. Estos trabajadores fueron abandonando el banco hasta el pasado mes de marzo.

Los sindicatos consideran que si se aplica una regla proporcional del coste del despido, para rebajar los gastos en España en 100 millones para 2022, como anuncia el plan estratégico, la entidad podría prescindir de unos 1.300 empleados. 

Beneficios del semestre

En cualquier caso estamos hablando de un recorte superior a los 1.000 trabajadores, aunque las cifras definitivas se conocerán en las primeras reuniones que se sucederán a partir de este mes de septiembre.

Banco Sabadell cerró el primer semestre de 2021 con un beneficio neto atribuido de 220 millones de euros, lo que representó un incremento del 51,5% interanual.

Del mismo modo, el consejo de administración de Sabadell anunció su intención de restablecer la distribución de dividendo a sus accionistas con cargo a los resultados del ejercicio 2021 para abonar en acciones el 30% del beneficio en efectivo.