Unicaja y Liberbank están cada vez más cerca de su integración. El Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital ha dado su autorización a la fusión entre Unicaja y Liberbank, por lo que ambas prevén que la integración legal pueda realizarse antes de terminar este mes de julio.

Noticias relacionadas

Según han comunicado ambos bancos a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), recibieron la autorización por parte del departamento que dirige Nadia Calviño el pasado viernes, 16 de julio.

Con ella en la mano, procederán a la integración "una vez se reciban las resoluciones en los expedientes regulatorios en curso", como señala Liberbank en su comunicado, después de que se conociera la pasada semana que el Banco Central Europeo (BCE) había abierto una inspección a esta entidad.

Autorizaciones recibidas

La autorización del Gobierno es uno de los últimos trámites por los que ha de pasar la nueva entidad antes de ver la luz, dado que ya recibió hace algunos días el visto bueno de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), que se concedió con condiciones.

Previamente, habían sido sus respectivos consejos de administración y sus juntas de accionistas los que se habían manifestado a favor, dos trámites que tuvieron lugar a finales del pasado año y en marzo de este, respectivamente.

Con todo, la fusión marcha dentro del calendario previsto por ambas entidades, que desde el inicio marcaron finales del segundo trimestre o principios del tercero para cerrar la integración legal y poner en marcha la fusión de sus negocios y sus sistemas.

Tras la fusión, Unicaja se convertirá en el quinto banco por activos del país y mantendrá su sede social en Málaga, así como su marca. Su presidente continuará en el cargo, Manuel Azuaga, mientras que el consejero delegado será quien ocupa este puesto en Liberbank, Manuel Menéndez.