Unicaja Banco ha recibido la autorización del Banco Central Europeo (BCE) para utilizar modelos internos para calcular sus ratios de solvencia, lo que supondrá para la entidad un impacto positivo de aproximadamente 200 puntos básicos en las ratios de capital y de CET 1 fully loaded.

Noticias relacionadas

Según ha informado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), el Consejo de Gobierno del BCE le ha concedido a la autorización para aplicar los modelos A-IRB al cálculo de requerimientos de capital por riesgo de crédito de su cartera minorista (no pymes), que la entidad había solicitado en enero de 2020.

La entidad estima que esta aplicación le supondrá una reducción de sus activos ponderados por riesgo (APR) de alrededor de 3.000 millones de euros y un impacto positivo de aproximadamente 200 puntos básicos en las ratios de capital y de CET 1 fully loaded.

Esta autorización permitirá a Unicaja Banco aplicar dichos modelos en el cierre de junio de 2021. A 31 de marzo de 2021, las ratios de capital y de CET 1 fully loaded ascendían al 16,72% y al 15,14%, respectivamente.

La entidad mejora así sus ratios de solvencia antes de acometer su fusión con Liberbank, que está a la espera de recibir la autorización de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) y cuyo cierre se esperaba para finales de junio o principios de julio, según el calendario de la fusión.