Gonzalo Gortázar, consejero delegado de CaixaBank, ha lamentado que existe un "problema" con el coste de capital de la banca, dado que la exigencia actual de retorno del 10% "no es razonable".

Noticias relacionadas

"Los analistas e inversores siguen esperando que la banca les dé un retorno del 10%, eso es una prima de riesgo del 10%. El coste de capital de la banca no debería estar por encima del 7%", ha apuntado durante el Encuentro Bancario organizado por el IESE y EY.

El banquero ha destacado que, si este coste de capital bajara, las valoraciones de los bancos "subirían" y ha lamentado que "las utilities tienen un coste de capital más bajo". Es por eso que considera que "hay un problema de coste de capital muy relevante".

"Se pierde dinero"

Gortázar ha afirmado que el sector sigue teniendo un problema de rentabilidad, dado que su actividad tradicional, la toma de depósitos, "es una actividad en la que se pierde dinero", debido a que los tipos de interés están en negativo en la zona euro desde hace años y los bancos deben afrontar una penalización por parte del Banco Central Europeo (BCE) por su exceso de liquidez.

En opinión del banquero, mientras la banca afronta esta situación la sociedad aún no tiene aceptada la posibilidad de que tenga que pagar por los depósitos ("Cobrar por eso está mal visto"), de forma que "si no cambia alguna de estas cuestiones es complicado superar el coste de capital".

En la misma línea ha incidido César González-Bueno, su homólogo en Sabadell, que ha añadido que la banca se encuentra inmersa en una "tormenta perfecta", marcada por los "bajísimos tipos de interés". "Los depósitos les cuestan dinero [a los bancos], algo que no era previsible, y los costes regulatorios se han disparado", ha apuntado.

Dentro de esta "tormenta perfecta", Onur Genç, consejero delegado de BBVA, ha añadido otro factor a la ecuación: el blockchain. "Los criptoactivos son la punta del iceberg. El blockchain hará que no necesites confiar en un proveedor para el intercambio de dinero. Esta tecnología puede afectar a muchas cosas, tenemos que estar preparados para ese cambio", ha añadido.

Crecimiento sostenible

En otro orden de cosas, José Antonio Álvarez, consejero delegado de Santander, ha advertido de que, aunque los datos macroeconómicos actuales sean "significativos", realmente "el partido se juega en cuán sostenible es el crecimiento [económico]", un extremo especialmente relevante para el colectivo empresarial ("En el de particulares soy más optimista", ha dicho).

En este crecimiento será esencial la aportación de los fondos europeos procedentes del programa Next Generation EU, en los que el rol de la banca pasará, en opinión de Álvarez, por canalizar, financiar y certificar.