El Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) ha resuelto su dilema en la junta de CaixaBank. El organismo ha votado finalmente en contra de la remuneración propuesta para la cúpula de CaixaBank tras las críticas del Gobierno sobre los "altos" sueldos del consejo.

Noticias relacionadas

El Estado, que está sentado en el consejo de CaixaBank por la participación del 16% que ostenta el FROB en la entidad, ha decidido finalmente ser coherente con las críticas emitidas por parte de varios miembros del Gobierno, entre ellos Nadia Calviño.

El FROB partía con la ventaja de poder tomar una decisión que, en todo caso, no sería determinante para el resultado final debido a la baja participación que ostenta. Una situación totalmente opuesta a la que vivía en Bankia, donde su 61% era una participación mayoritaria.

La Caixa vota a favor

Con todo, la junta de accionistas de CaixaBank ha aprobado la propuesta de remuneraciones del consejo de administración al registrar una mayoría de votos a favor. Entre ellos se encuentran los correspondientes a la participación del 30% que tiene la Fundación Bancaria La Caixa, que tenía intención de respaldar la propuesta, como ya informó Invertia.

El polémico punto del orden del día de la junta contiene la propuesta de remuneración a los miembros del consejo de administración y, entre ellos, al consejero delegado, Gonzalo Gortázar, y al presidente ejecutivo, José Ignacio Goirigolzarri. El primero de ellos obtendrá en 2021 una remuneración fija anual de 2,26 millones (la misma que en 2020), mientras que la de Goirigolzarri será de 1,65 millones.

A esta cantidad, en el caso de cumplir objetivos (rentabilidad, eficiencia, reducción de activos problemáticos, riesgos, calidad y conducta), podría sumarse un bonus de hasta 708.800 euros para Gortázar y 200.000 para Goirigolzarri, así como la recepción de acciones del banco en el marco del plan de incentivos anuales condicionados vinculados al Plan Estratégico 2019-2021 y la aportación que realiza el banco a los sitemas de ahorro a largo plazo (plan de pensiones).

Estos sueldos han protagonizado la mayoría de las intervenciones de los accionistas en la junta, entre los que se encontraban varios representantes sindicales, que han cargado duramente contra la cúpula por los sueldos y la puesta en marcha del Expediente de Regulación de Empleo (ERE).

En respuesta a los mismos, el propio Goirigolzarri ha defendido que su remuneración es "inferior a las referencias de comparables del mercado".