CaixaBank y los representantes de los trabajadores han llegado por fin a un acuerdo sobre el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que implicará la salida del banco de 6.452 trabajadores de forma voluntaria, así como la recolocación en empresas del grupo de otros 708 trabajadores.

Noticias relacionadas

Del total, la mayoría de afectados corresponderá a la red de sucursales, de la que saldrán 5.419 empleados.

Las provincias que más salidas registrarán serán Madrid (1.286), Barcelona (528) y Valencia (461), si bien otras como Murcia (347) Baleares (296), Las Palmas (252), Granada (231) y Sevilla (215) también verán salir a muchos de sus trabajadores del banco.

En el lado de las que menos trabajadores recortarán de las sucursales se encuentran Orense (9), Palencia (9), Huesca (5), Melilla (3), Soria (3), Teruel (1) y Santa Cruz de Tenerife (1).

Las sucursales no serán las únicas que reduzcan su número de trabajadores. De los servicios centrales saldrán otros 862 empleados, la mayoría de Medios (195), Negocio (171) y Riesgos (159).

En total, 6.452 personas abandonarán la entidad, pero lo harán de forma totalmente voluntaria. La cifra es un 22% inferior a la puesta sobre la mesa por parte de la dirección de CaixaBank al inicio de las negociacones, que se han alargado once semanas.