BBVA ha rebajado la cifra de empleados afectados por el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que pondrá en marcha en las próximas semanas tras decidir trasladar a 350 trabajadores a puestos de gestión remota, según ha podido saber Invertia.

Noticias relacionadas

Así, el impacto del ERE se reduciría a 3.448 afectados, frente a los 3.798 que propuso la entidad en el inicio de las negociaciones, según ha trasladado el banco a los representantes de los trabajadores en la tercera reunión celebrada para llegar a un acuerdo sobre el ajuste de empleo.

Para efectuar los traslados, el banco ha propuesto movilidad geográfica sin retribuir hasta 150 kilómetros y retribuida a partir de 150 con un complemento de 3.000 euros anuales por un periodo de tres años. La entidad no ha detallado más condiciones económicas, según ha podido saber este periódico.

Posturas alejadas

Este cambio en la afectación del ERE llega después de que, como informó Invertia, los sindicatos acordaran emprender movilizaciones a partir del próximo 10 de mayo al no estar de acuerdo con las propuestas de la entidad y en un clima en el que las posturas entre ambas partes se encuentran aún muy alejadas.

Las novedades de este jueves, sin embargo, siguen sin convencer a los representantes de los trabajadores, que proponen que las salidas sean voluntarias y a través de prejubilaciones, así como que se produzcan a partir del próximo 1 de enero. Rechazan rotundamente la propuesta de movilidad geográfica, así como sus condiciones económicas.