CaixaBank y Bankia han obtenido ya la última autorización que tenían pendiente para poder sellar su integración legal una vez que el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital ha dado su aprobación a la operación.

Noticias relacionadas

El departamento que dirige Nadia Calviño ha aprobado una orden ministerial con la que otorga su aprobación a esta transacción, tras la que el Estado será accionista de CaixaBank con un 16,1% de su capital. Se trata del último trámite que la operación tenía pendiente para poder formalizarse la integración legal, que está prevista para este viernes. 

Economía ha dado su visto bueno tras recibir los informes sin objeciones del Banco de España, del Servicio Ejecutivo de la Prevención del Blanqueo de Capitales e Infracciones Monetarias (Sepblac), de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) y de la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones (DGSFP).

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) dio su visto bueno el martes, si bien puso a la nueva entidad una serie de condiciones en relación con las cuentas de los que serán antiguos clientes de Bankia, así como de las comisiones que podrá cobrarles. También deberá permitir a los clientes de ING, Sabadell y EURO6000 seguir utilizando los cajeros de Bankia en las mismas condiciones que antes (gratis, principalmente).