Liberbank registró en 2020 un beneficio neto de 41 millones de euros, tras destinar 241 millones a saneamientos, de los cuales 121 millones son para anticipar el impacto por el deterioro del escenario macroeconómico durante los próximos ejercicios y cubrir el incremento del riesgo de clientes sin impagos. En comparación con los datos registrados en 2019, esto supone una caída del beneficio en un 63,1%.

Noticias relacionadas

La entidad aumentó en 2020 el volumen de negocio, tanto en recursos de clientes (con un crecimiento del 8,9%) como en inversión crediticia, que continuó creciendo, elevándose el saldo vivo un 9,7%.

En concreto, en el caso de la actividad hipotecaria el saldo aumentó un 7,5% y las nuevas formalizaciones de préstamos alcanzaron una cuota de mercado del 6,8% del total nacional, según datos del Consejo General del Notariado.

Asimismo, Liberbank logró continuar el proceso de reducción de activos improductivos, rebajando la tasa de mora al 2,9% (frente al 3,3% de doce meses antes), entre las mejores del sector, y reducir la ratio de activos improductivos al 7,2%, menor que el 8,6% de 2019, al tiempo que aumentó la ratio de cobertura de dudosos en 6,0 puntos, hasta alcanzar el 56%. La entidad afronta la crisis del coronavirus con un nivel de solvencia que se ha mantenido en torno al 1,5%. 

Del total de saneamientos, el banco ha explicado que 121 millones de euros son para anticipar el impacto por el deterioro del escenario macroeconómico durante los próximos ejercicios y cubrir el incremento del riesgo de clientes por impagos.

Crecen los fondos de inversión

A cierre de año, el segmento de fondos de inversión registró un crecimiento interanual del 18,7%, acercádnose a una cifra total de 4.477 millones de euros tras alcanzar unas suscripciones netas de 607 millones en el conjunto del ejercicio. 

Por su parte, los ingresos por comisiones mantuvieron la senda de creciente mejora, hasta situarse en 235 millones de euros, con un aumento del 23,5%, que incluye el impacto de la incorporación de 38 millones de euros, del total de 43 millones, de la comisión complementaria por la novación del contrato con Caser.

En términos recurrentes, el incremento de los ingresos por comisiones fue del 5,7% respecto al año anterior, destacando las vinculadas a los fondos de inversión.

Los resultados por operaciones financieras se mantuvieron en apenas 6 millones de euros, mientras que la partida de otros productos de explotación --que incluye la aportación al FGD y al Fondo Único de Resolución y el impuesto sobre depósitos, entre otros-- restó 85 millones de euros. De este modo, el margen bruto mejoró un 10%, hasta situarse en los 704 millones de euros.

Avances de la fusión

En otro orden de cosas, los consejos de administración de Unicaja Banco y Liberbank aprobaron, el pasado día 29 de diciembre de 2020, el Proyecto Común de Fusión, cuya ejecución supondrá la absorción de Liberbank por Unicaja Banco.

En virtud de esta operación, los accionistas de Liberbank recibirán una acción ordinaria de nueva emisión de Unicaja Banco por cada 2,7705 acciones de Liberbank. Atendiendo al canje establecido, los accionistas del banco andaluz contarán con el 59,5% del capital de la nueva entidad, y los de la entidad de origen asturiano, el 40,5%

Tras la aprobación del Proyecto Común de Fusión por las cúpulas de ambas entidades, el proceso ha continuado avanzando según el calendario previsto. Actualmente, BDO Auditores, por designación del Registro Mercantil, está elaborando un informe independiente sobre los términos acordados para acometer la operación.

Durante las próximas semanas, los consejos de administración someterán a aprobación la documentación de la transacción y convocarán sus respectivas Juntas Generales de Accionistas para dar luz verde formal a la fusión.

Una vez completados estos pasos, la fusión quedará pendiente de recibir las autorizaciones regulatorias preceptivas, que se esperan obtener a finales del segundo trimestre o principios del tercero de este año.