Enero ha sido históricamente uno de los peores meses para el empleo en España. Y este 2021 no ha sido una excepción. Según los últimos datos del Ministerio de Trabajo y del de Seguridad Social, el paro aumentó en 76.200 personas y se destruyeron 219.000 puestos de trabajo durante el primer mes del año.

Noticias relacionadas

El fin de la temporada navideña y las restricciones por los rebrotes de Covid se han cebado con el empleo. Con todo, el incremento del paro ha sido inferior al de los dos últimos años, con aumentos de 90.000 y 83.000 parados en 2020 y 2019, respectivamente. 

En total, el número de personas paradas aumentó un 1,96%, una proporción inferior a la de otros años. Sin embargo, la comparativa anual permite contrastar que el mercado laboral español sigue muy lejos de la recuperación. Las personas que están en desempleo se incrementaron entre enero de 2020 y enero de 2021 en 710.500 personas, un 21% más. 

Así, el paro registrado total asciende a 3.964.353 personas. El sector Servicios es el que sale peor parado. En él, el desempleo sube 78.089 personas (2,87%), en la Agricultura 3.272 (1,80%) y en la Industria 1.123 (0,36%).

Sube en todas las comunidades autónomas (especialmente Andalucía, Cataluña y Comunidad Valenciana), aunque hay dos excepciones: Galicia (-3.603 personas) y Baleares (-998 personas).

En el caso de la Seguridad Social se ha dado un fenómeno similar. Enero ha sido negativo, pero no especialmente peor al mismo mes de otros años. El número medio de afiliados, como se indicó anteriormente, bajó en 218.953 cotizantes con respecto a la media de diciembre (-1,15%), una caída levemente inferior a la de 2020.

De media, se han registrado alrededor de 18.800.000 afiliados, de los que los hombres representan el 53,37% del conjunto de la afiliación.


En concreto en el Régimen General, la afiliación mensual bajó en enero en 202.688 (-1,29%) y se situó los 15.513.431 ocupados. El Sistema Especial Agrario restó 6.063 afiliados, y el del Hogar, 814.

Por sectores, solo suman ocupados Actividades Financieras y de Seguros (0,04%) e Información y Comunicaciones (0,01%). El resto registran descensos, los más acusados en Actividades de Organizaciones y Organismos Extraterritoriales (-5,43%), Hostelería (-3,63%) y Agricultura, Ganadería, Caza, Selvicultura y Pesca (-2,94%).

El Régimen de Autónomos, por su parte, totalizó 3.256.740 afiliados medios, 14.668 menos (-0,45%). Por comunidades autónomas, restan afiliados todas las regiones. Los mayores descensos correspondieron a la Comunidad Valenciana (-1,83%), Castilla-La Mancha (-1,77%) y Extremadura (-1,60%). 

Los datos anuales, de nuevo indican que se sigue muy lejos de las cifras de afiliados pre-pandemia. Respecto a enero de 2020, la Seguridad Social ha perdido 335.000 miembros.

ERTE

Por otro lado, el primer mes del año se cerró con 738.969 personas en expedientes de regulación temporal del empleo (ERTE), que se prorrogaron la semana pasada hasta finales de mayo. Esto supone un incremento de 35.625 personas respecto a finales de diciembre.

Los 738.969 trabajadores en ERTE con que se terminó enero suponen un 5,15% de los afiliados del Régimen General, aunque están concentrados en determinadas comunidades autónomas.

Canarias es la que tiene un mayor porcentaje de afiliados en esta situación. Así, cerró enero con 84.403 personas protegidas, el 13,7% de sus afiliados. Le sigue Baleares, con un 11,4% de trabajadores afectados, en total, 35.156 a 31 de enero.

En el extremo contrario están Murcia y Extremadura, con 3,1% y un 3% de sus trabajadores en ERTE respectivamente.

También hay una importante concentración sectorial de las personas acogidas a alguna modalidad de ERTE. En términos absolutos, la hostelería (servicios de comidas y bebidas) concentra prácticamente a una de cada tres personas acogidas a ERTE, de los afiliados al Régimen General.

Los beneficiarios de prestaciones de desempleo a finales de diciembre fueron 2.299.575 personas. El gasto total dichas prestaciones ascendió a 2.472 millones de euros, de los que 768 millones de euros correspondieron a prestaciones ERTE.

El gasto medio mensual por beneficiario, sin incluir el subsidio agrario de Andalucía y Extremadura, en el mes de diciembre de 2020 ha sido de 1.100 euros, lo que supone un aumento sobre el mismo mes del año anterior de 199 euros (22,1%).