La presidenta del Banco Santander, Ana Botín, ha defendido este martes en el Foro Económico de Davos que, tras un difícil año marcado por la pandemia del coronavirus, "en 2021 la vacuna será la política económica más eficaz". 

Noticias relacionadas

Durante su intervención en una mesa para analizar la situación del sistema financiero frente a la crisis, Botín ha reconocido que Europa "sufrió mucho" el pasado año, especialmente los países del sur de la región.

Ante la perspectiva del inicio de la recuperación en los próximos meses, la presidenta del Santander ha dejado claro que "mi visión para 2021 es de incertidumbre". Sin embargo, se ha mostrado confiada en la capacidad de los países para dejar atrás lo peor de la pandemia, especialmente por los progresos realizados en los últimos meses de forma conjunta en la Unión Europea.  "Cuando hay una crisis, Europa progresa", ha asegurado.

Su mensaje sobre la importancia de que gobiernos y bancos centrales sigan trabajando al unísono para paliar los efectos de la crisis ha sido contundente: "Nunca habíamos visto programas tan abultados en la Unión, por valor de750.000 millones de euros", ha defendido la directiva respecto al programa de fondos Next Generation. Unos fondos cuyo uso eficiente es, a su juicio, "el gran reto para la Unión". 

Durante su intervención también ha explicado que, para el éxito en la implementación de esos fondos, los países necesitan reformas para avanzar en digitalización y transformación energética.

Pese a los duros meses que se avecinan, la banquera insiste en que "todas las grandes crisis suponen también grandes oportunidades". En este sentido, recuerda que, a diferencia de 2008, el sector financiero es parte de la solución, destacando los enormes volúmenes de financiación diaria que los bancos han concedido a familias y empresas durante la crisis. En el caso de Santander, lo cifra en 1.000 millones diarios.

"Se está haciendo muy buen trabajo, pero necesitamos repensar cómo logrará el sistema financiero seguir apoyando los depósitos, la economía... especialmente en Europa donde los bancos financian sobre todo a pequeñas y medianas empresas, sectores más vulnerables a la crisis".

El peso de las fintech

Ana Botín también se ha pronunciado sobre la irrupción de las fintech en el negocio bancario. Asegura que "la digitalización es una oportunidad, parte del crecimiento del sistema y de la inclusión financiera". La directiva ha recordado que el 80% de sus ventas ya se realizan de forma online.

Pero advierte que, para seguir compitiendo, los bancos necesitan un ambiente de sana competencia. "No estamos pidiendo favores, sino juego limpio", indica. Para ello, apela a la cooperación internacional, no solo europea, para establecer una regulación nivelada.

En la mesa de debate también ha participado Mohammed Al-Jadaan, ministro de finanzas de Arabia Saudí, que, en este punto, ha advertido de que "los bancos están subestimando" la entrada de estos nuevos jugadores en el mercado. "Estoy de acuerdo en que hay que jugar en las mismas condiciones y proteger a los depositantes, pero creo que los bancos no son competitivos y se están quedando atrás en este sentido", añade. 

El encuentro, moderada por Roula Khalaf, editora del Financial Times, también ha contado con la participación de Yi Gang, gobernador del Banco de China y Thomas Buberl, CEO de AXA SA

Burberl ha recordado que uno de los grandes retos a los que se enfrentan tanto bancos como aseguradoras es el actual escenario de bajos tipos de interés y cómo saldrán los bancos centrales de sus políticas expansivas. "Encontrar el equilibrio para  controlar la crisis sin dañar el mercado es muy importante", asegura.