El goteo de resultados de la banca española da paso a nuevas valoraciones sobre el sector por parte de los principales bancos de inversión. Barclays ha sido uno de los primeros en mejorar el precio objetivo de Bankinter tras su presentación de cuentas del pasado jueves, anticipando, no obstante, que la entidad tendrá que retrasar hasta finales de año el spin off (escisión) de Línea Directa Aseguradora.

Noticias relacionadas

La consejera delegada de Bankinter, María Dolores Dancausa, explicó durante la presentación de resultados que esperaba poder conseguir todas las autorizaciones para la salida a bolsa de la firma antes de la junta de accionistas prevista para el mes de julio.

De hecho, ya han remitido al regulador la solicitud para llevar a cabo la operación, anunciada en diciembre de 2019 y prevista para la segunda mitad de 2020. Unos plazos que rompió la llegada de la pandemia y el veto al dividendo por parte del BCE, pues los ingresos derivados de la saliad a bolsa se repartirán como extraordinario a los accionistas del banco. 

Desde Bankinter son conscientes de que los procesos y los tiempos son difíciles de prever por estos factores que persisten en 2021 aunque, en todo caso, el esperado spin off se llevaría a cabo antes de que termine el año. 

Los analistas de Barclays se inclinan más por esta posibilidad, explicando en un informe publicado este lunes que será en el cuarto trimestre cuando se produzca la operación. Algo que también coincide con el fin de las limitaciones al dividendo que el BCE mantendrá hasta septiembre, con un fuerte llamamiento a la prudencia en este sentido hasta que haya una mayor visibilidad sobre la evolución del impacto de la crisis en los balances del sector.  

El retraso en la operación podría ser incluso positivo para Bankinter. Aunque desde la entidad defienden su capacidad para seguir generando beneficios sin la aportación de Línea Directa, lo cierto es que el negocio de la aseguradora ha sido clave para 'compensar' el impacto de la crisis en el negocio puramente bancario en los últimos trimestres. 

Las estimaciones de Barclays apuntan a que Línea Directa registrará un beneficio neto de 119 millones de euros en 2021, elevando la previsión del dividendo que reportará a Bankinter antes del spin off hasta esos 195 millones de euros, desde los 60 millones estimados anteriormente. 

Los analistas de la firma británica estiman, además, que la salida de esta unidad de la cuenta de resultados no será un obstáculo para que Bankinter siga remontando la caída de beneficio de 2020 en los próximos trimestres. De hecho, han mejorado su previsión de beneficio un 16% en 2021 y un 9% en 2022 para el banco, hasta 289 millones y 314 millones, respectivamente.

Asimismo, prevé que Bankinter obtenga unos ingresos de 1.257 millones este año y de 1.274 millones en 2022, lo que supone mejorar sus previsiones un 5% y un 4%.

Bajo este escenario, Barclays ha elevado el precio objetivo de Bankinter de 4,1 euros a 4,7 euros por acción. La firma valora positivamente el pago de cinco céntimos por acción que la entidad previsiblemente realizará tras solicitarlo al BCE, en línea con las limitaciones al 15% del beneficio en el dividendo con cargo a 2020.