Principio de acuerdo entre Banco Santander y los sindicatos para el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que finalmente afectará con la salida a 3.572 empleados, a los que se sumarán 1.100 externalizaciones a empresas del grupo y 400 traslados a Santander Personal. 

Noticias relacionadas

La cifra de recolocaciones supone mejorar la oferta inicial del banco, que comenzó con unas 1.090 personas. Finalmente, el banco, que prejubiliará a partir de los 50 años, también ha cedido respecto a la oferta inicial en las indemnizaciones para los afectados por el ERE, el tercero consecutivo que la entidad lleva a cabo en el país. 

Para los mayores de 62 años se ha pactado 20 días por año trabajado con un tope de 12 mensualidades. De 58 a 61 años y una antigüedad mínima de 15 años se ha acordado el 76% del salario pensionable o el 70% más un 56% de complemento voluntario. El banco se compromete, además, a no llevar a cabo despidos forzosos en este tramo de edad. 

De 55 a 57 años (y una antigüedad mínima de 15 años), las prejubilaciones se podrán llevar a cabo con el 74% del salario más primas, frente al 65% del salario inicial. 

Todos estos grupos de edad incluyen el pago del cien por cien del convenio especial con la Seguridad Social hasta los 63 años, con revalorización de hasta el 3%.

De 50 a 54 años, la indemnización será del 65% del salario pensionable por seis anualidades con un máximo de 320.000 euros sin incluir las primas. 

Las mismas se componen de 30.000 euros para los que superen los 15 años en el banco, los 25.000 euros entre 10 y 14 años y los 15.000 euros entre 5 y 9 años. Las primas por trienios consolidados a fecha de salida ascienden a 2.000 euros y las que corresponden a "dificultades especiales de colocación" a 15.000 euros. 

Para los menores de 50 años con cualquier antigüedad, la baja incentiva responderá a 40 días por año con un tope de 24 mensualidades más las primas de voluntariedad por antigüedad y trienios consolidados. 

Se excluye del ERE los cónyuges o parejas de afectados por los dos ERE anteriores llevados a cabo por la entidad (en 2017 y 2019 tras la absorción del Popular), y se priorizará la aceptación en mayores de 55 años que hubiesen solicitado la adhesión voluntaria en el ERE de 2019 y vuelvan a hacerlo ahora.

El banco también ha atendido la solicitud de los sindicatos de reducir la movilidad geográfica a 100 kilómetros, desde los 150 kilómetros iniciales, ofreciendo una compensación de 5.000 euros anuales durante seis años a los afectados en este sentido.