Semana clave para los directivos del sector bancario español, que tienen oportunidad de transmitir un mensaje de calma y confianza a inversores y analistas que estos días se reúnen en una conferencia organizada por Bank of America. El consejero delegado de BBVA, Onur Genç, ha sido uno de los primeros en participar y ha dejado un mensaje más que optimista al mercado, al mejorar las previsiones de resultados del banco para el conjunto de 2020, gracias sobre todo a las mejores perspectivas para México

Noticias relacionadas

En concreto, BBVA prevé batir sus expectativas de reducción de costes para el año 2020 y mejora sus perspectivas del coste del riesgo, hasta situarse en un rango entre el 1,5% y el 1,6% en el acumulado del año, gracias a esa mejor evolución en México.

El Grupo prevé cerrar el ejercicio con un ratio de capital CET1 ‘fully loaded’ por encima del rango objetivo (entre 225 y 275 puntos básicos sobre su requerimiento del 8,59%), gracias a la capacidad de generar capital, a algunos impactos regulatorios positivos pendientes y a las operaciones corporativas que aún no se han cerrado, como son la venta de BBVA Paraguay y la ‘joint venture’ con Allianz en materia de seguros no vida en España.

Genç ha dejado claro que la intención intención del banco es reanudar la remuneración al accionista. Pero de momento mantiene la hoja de ruta marcada en abril, cuando decidió suspender los pagos tras registrar pérdidas contables de 1.792 millones de euros por el ajuste del fondo de comercio en EEUU, coincidiendo también con el veto del Banco Central Europeo (BCE) a las retribuciones en el sector.

Sin embargo, la entidad se ha comprometido ante el mercado a reanudar los pagos cuando la recomendación del supervisor se elimine. Eso sí, para ello, la recuperación económica también debe ser visible. Del mismo modo, insisten en que el banco estudiará la mejor manera de remunerar a los accionistas, incluyendo no solo dividendos, sino también una posible recompra de acciones.

Fusiones sí, pero solo si crean valor

Durante el turno de preguntas de los analistas, Genç ha reconocido que en España hay oportunidades para crecer mediante una operación corproativa, pero asegura que, de momento, el banco se encuentra cómo con su posición actual.

El directivo ha querido dejar claro, igual que hizo durante la última presentación de resultados trimestrales, que la entidad analiza todas las posibles sinergias que puedan crear valor para sus stakeholders, analizando siempre el coste de financiar una operación de este tipo y el riesgo derivado. El directivo insiste en que "si encontramos puntos favorables, haremos un acuerdo, pero si no, seguimos cómodos y con potencial para crecer donde estamos". 

México y España, signos de recuperación

Uno de los motivos que Genç esgrimirá ante los inversores y analistas para defender las mejores previsiones para el banco será la evolución del negocio en México que, pese a las malas perspectivas económicas, parece estar comportándose algo mejor de lo esperado. 

En concreto, la entidad percibe una tendencia al alza de los ingresos recurrentes (margen de intereses y comisiones) en el país. "Esta mejora obedece a que muchos de los diferimientos de pago de tarjetas de crédito y préstamos a pymes ya han expirado, con lo que en el tercer trimestre se ha reanudado la generación de ingresos por intereses por estas operaciones", indican desde el banco. Asimismo, apuntan a una recuperación del crédito minorista, con tarjetas e hipotecas alcanzado ya niveles pre-covid. 

BBVA mejora su expectativa de negocio en México.

Respecto a la evolución de las moratorias, los últimos datos actualizados a 14 de septiembre indican que prácticamente la totalidad de los diferimientos de clientes minoristas ya han expirado, lo que representa dos tercios del total. "Estas moratorias están mostrando unas dinámicas de pago mucho mejores de lo inicialmente esperado, ya que alrededor del 90% está pagando, lo que lleva al banco a mejorar sus expectativas de evolución del coste del riesgo en México en la segunda mitad del año", indican.

En concreto, si en la presentación de resultados del segundo trimestre se esperaba una segunda parte del año en línea con la primera, el banco prevé ahora una mejora significativa del coste del riesgo, de manera que se situará en el acumulado de 2020 claramente por debajo de los 495 puntos básicos reportados inicialmente.

Desde BBVA también defienden la fortaleza del negocio en España, que se ha convertido en foco de los esfuerzos del banco para ganar cuota de mercado frente a una crisis global.

La entidad prevé un descenso interanual de costes superior al 5% en 2020, "que podría incluso ser superior". En cuanto al coste del riesgo, la previsión para 2020 es que se sitúe significativamente por debajo del acumulado en el primer semestre, gracias a la anticipación de provisiones que ya se realizó en la primera parte del año.