Clara Alba María Vega

Banco Sabadell se ha convertido en el principal foco del mercado tras el anuncio de las negociaciones para una fusión entre Bankia y CaixaBank. Según informa Bloomberg, la entidad presidida por Josep Oliu llevaría meses estudiando sus opciones con la ayuda de Goldman Sachs, un proceso que la operación anunciada el pasado viernes podría acelerar estas próximas semanas.

Noticias relacionadas

Fuentes del mercado cercanas a este tipo de operaciones consultadas por Invertia indican la información iría bien apuntada, aunque ni Goldman Sachs ni Banco Sabadell han hecho comentarios al respecto al ser consultados por este medio.

Desde la entidad de origen catalán mantienen su discurso sobre que ahora mantienen el foco en su negocio de empresas en España y en su filial británica, la digitalización y la mejora de eficiencia. Insisten en que "hoy por hoy no hay nada con nadie".

El mercado reacciona al alza

Sin embargo, el mercado tiene claro que Banco Sabadell será el próxima en mover ficha en el baile de fusiones, mucho más después de haberse quedado 'compuesto y sin novio' tras la operación protagonizada por CaixaBank y Bankia. La mayoría de analistas apuntan a BBVA como la mejor pareja para la entidad, aunque fuentes del mercado indican que se estarían barajando todas las opciones. 

De hecho, la información de Bloomberg apunta a que la fusión no sería la única alternativa estratégica para el banco. Ni mucho menos. El estudio encargado a Goldman Sachs incluye, además de un análisis de los posibles beneficios de una venta o fusión, otras vías para mejorar las ratios de la entidad, como la enajenación de activos o incluso participar en el proceso de consolidación como comprador de un competidor más pequeño.

Unos movimientos que sin duda serían bien acogidos por el mercado. Los analistas de Álvarez & Marsal, que esta mañana han publicado su nuevo informe 'El Pulso de la Banca', también situaban a la entidad en el foco de la próxima operación de calado en el sector. Y, en caso de optar por la fusión, tendría que ser con un grande.

Según indican, lo ideal es que el proceso de consolidación bancaria acabe con entidades de, al menos, 600.000 millones de euros en activos. O cerca de esa cifra. "Tienen que jugar en esa liga si queremos una consolidación europea", explican.

En una reciente entrevista con Invertia, Julián Pascual, cofundador y gestor de Buy & Hold, coincidía en que el banco tendrá que hacer un movimiento en el medio plazo. “Se han quedado solos y la fusión entre Bankia y CaixaBank les perjudica, en un entorno en el que su rentabilidad se desplomó por debajo del 2% a cierre de junio”.

La idea de que Sabadell será el próximo protagonista en el sector también se ha dejado notar en su evolución bursátil, con subidas del 20% desde que se conocieron las negociaciones entre CaixaBank y Bankia. Con la sesión de hoy, Sabadell ya suma cinco jornadas consecutivas al alza, pasando de 0,31 a 0,38 euros por acción, aunque aún mantiene caídas acumuladas de más del 60% en lo que va de año.