Banco Sabadell ha puesto en marcha un nuevo marco para la emisión de bonos vinculados a objetivos de desarrollo sostenibles, un tipo de operaciones que la crisis del coronavirus ha reactivado con fuerza, aunque más bajo criterios sociales que medioambientales. 

Noticias relacionadas

En concreto, la emisión de bonos sociales en el mundo ronda los 80.000 millones de dólares este año, cifra similar a la emisión de bonos verdes (para objetivos mediambientales), que se ha frenado de forma notable en los últimos meses como consecuencia de la crisis, pero que los expertos prevén que se reactive de nuevo a la vuelta del verano. 

En este escenario, Banco Sabadell se prepara para llevar a cabo más emisiones de este tipo y, según comunican desde la entidad, ya ha puesto en marcha el nuevo marco que guiará estas operaciones, todas vinculadas a objetivos de desarrollo sostenibles. "Con esta iniciativa, Banco Sabadell pone en valor el papel de las instituciones financieras en la movilización de capital para avanzar en la transición hacía una economía eficiente en los recursos y con bajas emisiones de carbono", indican desde la entidad.

Proyectos sostenibles

En concreto, los bonos verdes irán orientados a proyectos con beneficio medioambiental, como la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero, la prevención de la contaminación y la adaptación al cambio climático. Las categorías en este ámbito priorizan las energías renovables, el control y prevención de la contaminación, la gestión sostenible del agua, el transporte limpio, la eficiencia energética y los edificios verdes.

Por su parte, los bonos sociales estarán focalizados en la generación de beneficios que impulsen el acceso a servicios esenciales, la inclusión social y la generación y mantenimiento del empleo.

De esta forma, los bonos sostenibles financiarán la combinación de actividades verdes y sociales. Los fondos obtenidos a través de estas emisiones irán destinados íntegramente a financiar o refinanciar, total o parcialmente, préstamos o proyectos existentes, nuevos o futuros.

Según explican desde el banco, se han seleccionado diez Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) que guiarán la elegibilidad tanto de los préstamos como de los proyectos.

En concreto estos diez Objetivos son: el fin de la pobreza, la salud y el bienestar, la educación de calidad, el agua limpia y el saneamiento, la energía asequible y no contaminante, el trabajo digno y el crecimiento económico, la reducción de las desigualdades, las ciudades y comunidades sostenibles, la producción y el consumo responsable y finalmente, la acción por el clima.